progressif

lunes, junio 30, 2008

Realidad que televisoras, estaciones de radio y numerosos periódicos ocultaron


Portada del periódico La Jornada, lunes 30 de junio de 2008.

Cientos de miles reiteran rechazo a privatización del petróleo


Liga directa: http://es.youtube.com/watch?v=lCN2pkSRcNg

Millones de mexicanos desaparecieron de las pantallas de TV y estaciones de radio






Tomados de La Jornada, Hernández, Helguera y Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.


Aquellos que pregonan con voz en cuello las bondades y defensa de la libertad de expresión. Los mismos que dicen defender a los ciudadanos de los poderosos y abusivos gobernantes. Esos que se desgañitan al micrófono gritando que tal o cual líder políticos es un peligro para México. Esos mismo que levantaron su queja ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para defender su derecho a la libertad de expresión y pensamiento.

Esos mismos son los que de nuevo callaron ante la masiva concentración de ayer en el Zócalo de la Ciudad de México, donde cientos de miles de dieron cita, pese a la campaña de linchamiento mediático en contra del jefe de Gobierno de la Ciudad de México –única entidad del país, donde su gobernante expresamente desconoce al pelele Felipe Calderón Hinojosa-, del boicot de la nefasta dirigencia de la corriente del PRD Nueva Izquierda, con Los Chuchos a la cabeza y de la final de la Eurocopa, que retuvo a miles en sus casas.

Las imágenes son elocuentes, como lo es que los medios electrónicos y la mayoría de los impresos ocultaron la información por no convenir a sus intereses, contraviniendo los dispuesto en la Constitución mexicana. Esos que hablan a cada rato de legalidad y leyes son los que de nueva cuenta violentaron el Estado de derecho para negar la información a los ciudadanos. Son los mismos que preparan junto con el PAN y el PRI el saqueo del petróleo.

Sabedores de que pese a toda esta campaña sucia, millones de personas se oponen a la venta de Pemex, ocultan la información y desinforman –con el circo en que han convertido la indignante muerte de 12 personas- con tal de salirse con la suya: la venta de la paraestatal.

Si por ellos fuera desde hace meses habría terminado la subasta petrolera y vendrían las demás “reformas” que no son otra cosa que imposiciones de la derecha del PAN y del PRI para seguir lucrando con la miseria, el hambre y el desempleo de la gente.

¿Cuánto tiempo más pasará antes que estos hampones estén en la cárcel? La mayoría de ellos cuentan en su haber con una serie de delitos, desde fraude hasta el asesinato, que en caso de que hubiera Estado de derecho ocuparían celdas en penales de máxima seguridad. No es exagerado decir que leyes al vapor como las del ISSSTE o del IMSS dejarán en la calle a millones de pensionados, pues al finan de su vida laboral no contarán con lo mínimo para subsistir. Que pena de cárcel se le daría a quien quitó todo el patrimonio de millones de mexicanos. ¿Sigue sonando exagerado?


El siguiente reportaje fue tomado de la revista Proceso.



http://www.proceso.com.mx/



Agentes de trasnacionales, los que avalan la propuesta calderonista


Jenaro Villamil

Aun cuando el presidente Felipe Calderón se queja porque, dice, en los 13 foros organizados por el Senado para discutir la iniciativa de reforma petrolera no ha habido debate y predominan las controversias ideológicas y los políticos sobre los técnicos, lo cierto es que estos últimos han llevado la batuta y avalan la propuesta calderonista. Los opositores, a su vez, señalan que técnicos como Adrián Lajous y Francisco Barnés, entre otros, son personeros de trasnacionales como Dupont y Schlumberger.

Ni técnicos ni ajenos a posiciones ideológicas, la mayoría de los 46 defensores de las seis iniciativas de reforma a Pemex en los 13 foros efectuados en el Senado responden a los intereses de trasnacionales como Dupont, Halliburton, Schlumberger, Shell, Repsol o a consultorías como McKinsey.

Durante todo este mes, el presidente Felipe Calderón se quejó en tres ocasiones de que en los debates parlamentarios predominaron las controversias políticas o ideológicas, lo que impidió que hubiera polémica “en los planos técnicos y de los hechos”.

El martes 24, durante su gira por Escárcega, Campeche, insistió en que “son los técnicos y no los políticos los que decidirán qué se necesita y cómo se necesita en Pemex”. Veinte días antes, durante su gira por España, presumió ante representantes de corporativos como Repsol e Iberdrola que su reforma no ha sido desacreditada en sus “contenidos y orientaciones técnicas”.

Sin embargo, un balance de los 13 foros realizados hasta el jueves 26 revela que los defensores de la iniciativa calderonista no son técnicos sin intereses corporativos, sino representantes de poderosas trasnacionales que están interesadas en obtener contratos de exploración en aguas profundas o en los pozos de Chicontepec.

De los 46 defensores, sólo nueve no están vinculados a consultoras o corporaciones trasnacionales, pero cinco sí son funcionarios de Pemex, dos trabajan en la Comisión Reguladora de Energía y otros tantos en la Secretaría de Hacienda, incluyendo al subsecretario Alejandro Werner, quien participó en el duodécimo foro, y el propio titular de Hacienda, Agustín Carstens, quien intervendrá en el debate de este martes 1 de julio, en el que discutirá sobre la Situación Financiera y Presupuestal de Petróleos Mexicanos.

La denuncia contra Lajous

En el quinto y séptimo foros, donde se discutió sobre Transición y Seguridad Energética y Exploración, y Explotación y Restitución de Reservas Petroleras, respectivamente, la mayoría de los defensores de los “aspectos técnicos” de la reforma calderonista fueron personajes vinculados a trasnacionales petroleras o a consultorías que trabajan para éstas.

Uno de los más destacados es Adrián Lajous, director de Pemex de 1994 a 1999, quien en el séptimo foro abogó en favor de que la iniciativa privada participe en los trabajos de exploración y explotación de reservas petroleras. Según su currículum, Lajous es miembro del equipo de directores del corporativo Schlumberger, así como “asesor senior” de la consultora McKinsey, empresa que de 2001 a la fecha ha recibido 15 contratos de asesoría en Pemex, según informes de la Cámara de Diputados, y presidente de Petrométrica, compañía consultora de energía.

En el quinto foro, sobre Transición y Seguridad Energéticas, el 27 de mayo el exrector de la UNAM Francisco Barnés de Castro dijo que es necesario “abrir el negocio de la refinación a la competencia y permitir la participación de capital privado”. Exfuncionario de la Secretaría de Energía e integrante de la Comisión Reguladora de Energía, Barnés también fue asesor de Dupont, poderosa trasnacional dedicada a la manufactura de productos químicos y derivados de la petroquímica.

Tan sólo el 19 de diciembre de 2005, Dupont recibió contratos por 2 mil 635 millones de pesos de Pemex Refinación, de acuerdo con los informes difundidos a través de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Otros fueron Gerardo Gil Valdivia, exdirector de Mexpetrol y vinculado a empresas petroleras que adquirió Repsol en Argentina; Gustavo Bonilla Pérez, expresidente de la Asociación de Ingenieros Petroleros y asesor y consultor de Schlumberger y Shell; Adán Ernesto Oviedo Pérez, creador de la Compañía Mexicana de Exploraciones (Comesa), actualmente vinculada a Schlumberger en las exploraciones de Chicontepec, y Ernesto Marcos Giacoman, consultor independiente y miembro del Consejo de Administración de la española Repsol, quien participó en el duodécimo foro que discutió el destino de la renta petrolera.

Así mismo otros defensores de las iniciativas calderonistas trabajan para consultorías, bancos o cámaras empresariales interesadas en la apertura a la inversión privada. Son los casos de José Luis Aburto Ávila, director de Petrelec y “consultor de varias empresas de energía”, según su currículum; de Eduardo Andrade Iturribarría, expresidente de la Asociación Mexicana de Energía y vinculado al Grupo Techint, cuya subsidiaria Tecpetrol tiene proyectos de exploración y producción de petróleo y gas en varios países de América Latina; de Othón Canales Treviño, integrante de Consultores Indica, que ha trabajado para Dupont; del empresario Jorge Padilla Acevedo, dirigente de la Cámara Nacional de Autotransportes de Carga (Canacar); del fiscalista José Suárez Coppel, vicepresidente de Administración y Finanzas del Grupo Modelo y director de Finanzas de Televisa, quien defendió un régimen fiscal favorable a aquellas empresas que participen en exploraciones de riesgo en Chicontepec o en aguas profundas; de Juan Antonio Bargés Mestre, exconsejero de Pemex, Nacional Financiera y Bancomext, quien además ha trabajado para Kimberly-Clark, Grupo Alfa, Banamex y Dupont.

Durante el séptimo foro, realizado el martes 3, el ingeniero petrolero Ricardo Prian Caletti, presidente de la Asociación de Ingenieros Petroleros en México, y María Fernanda Campa, ingeniera jubilada de Pemex e hija del legendario dirigente ferrocarrilero Valentín Campa, coincidieron en denunciar a Adrián Lajous, presente en el debate, por sus vínculos con Schlumberger y Halliburton, así como por beneficiar a la compañía Netherland Sewell Internacional, a la que se le encargó la inyección de nitrógeno en lugar de gas natural en los yacimientos de Cantarell.

“Pemex ha perdido casi 614 millones de dólares en cuatro años por recurrir a trasnacionales que no tienen o no desean compartir su tecnología para hacer rentable la explotación de las reservas posibles contenidas en los campos de Chicontepec que ascienden, según los datos oficiales de Pemex, a más de 18 mil millones de barriles”, afirmó Prian Caletti.

El también fundador del Grupo de Ingenieros Pemex Constitución del 27 insistió en que “Chicontepec es un claro ejemplo de socialización de las pérdidas y privatización de las ganancias”; incluso le reprochó a Lajous que durante su época como director de la paraestatal desoyó las protestas de este grupo. “El señor Lajous nos dijo que lo que pasa es que nosotros somos una bola de viejitos enamorados de sus fierros”, recordó Prian Caletti.

María Fernanda Campa habló sobre los vínculos de Francisco Barnés y de Adrián Lajous con empresas trasnacionales: “Adrián Lajous es funcionario y accionista de Schlumberger y Barnés es asesor de la bien conocida trasnacional Dupont. A través de Comesa, que es una empresa exploratoria filial de Pemex con 60% de capital de Pemex y 40% del consorcio Schlumberger, se otorgan contratos a esta última sin la licitación pública de ley, como la perforación de los pozos en Chicontepec, sin éxito y con grandes pérdidas para la paraestatal”, señaló Campa. Los asistentes al foro permanecieron en silencio.

Lajous trató de evadir las acusaciones y se concentró en defender la existencia de los llamados “contratos incentivados” para inversionistas privados porque “alienta la eficacia de la actividad, su eficiencia o el éxito de la obra o servicio contratado”.

Fue hasta la tercera y última ronda cuando quien fue director de Pemex durante el sexenio de Ernesto Zedillo señaló que “difería” de las opiniones de Campa y Prian Caletti, pero no desmintió sus vínculos con las trasnacionales.

“No responderé desde luego a sus comentarios que sólo buscan descalificarme en lo personal; creo que no es el sitio para descender a este tipo de acusaciones”, concluyó Lajous.

La defensa de la apertura a particulares en petroquímica, refinación, en materia de transporte, almacenamiento y distribución de hidrocarburos se repitió en los foros del 10, 12 y 17 de junio por parte de los “técnicos” propuestos por el PAN y el gobierno federal.

En el debate del martes 24, sobre el destino de la renta petrolera, Ernesto Marcos Giacoman, funcionario de Pemex durante el salinismo y “consultor independiente”; Alejandro Reynosa del Valle, economista del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Alejandro Hernández Delgado expusieron que se debe permitir la inversión privada en los sectores de petroquímica y refinación “que no generan renta petrolera”.

En el foro del jueves 26, sobre el régimen fiscal de Petróleos Mexicanos, cuatro de los ocho participantes demandaron mayores “facilidades fiscales” para las empresas privadas que inviertan en labores de exploración y producción de hidrocarburos: Herbert Bettinger Barrios, socio del despacho Mancera; Roberto Newell, exconsultor de McKinsey y actual presidente del Instituto Mexicano de la Competitividad; Juan José Suárez Coppel, vicepresidente del Grupo Modelo, y José Antonio Meade Kurbeño.

“Yo no puedo dejar de señalar las similitudes entre este esquema propuesto para Chicontepec y las Aguas Profundas con los famosos convenios operativos que propiciaron litigios entre el gobierno venezolano y las trasnacionales”, les respondió Fluvio Alarcón, del Observatorio Ciudadano de Energía, una organización civil que desde la década pasada se opone a la privatización del sector.

En el mismo sentido, Mario Di Costanzo destacó que la reforma fiscal propuesta por Calderón como parte del paquete energético, “es para los inversionistas privados”, no para Pemex.

Priistas y opositores

Durante los 13 foros realizados hasta ahora, 36 de los ponentes, quienes fueron invitados por integrantes del Frente Amplio Progresista (FAP), se opusieron abiertamente a la reforma de Calderón. Entre ellos destacan Cuauhtémoc Cárdenas, José Agustín Ortiz Pinchetti, Lorenzo Meyer, Claudia Sheinbaum, Javier Jiménez Espriú, Porfirio Muñoz Ledo, Jaime Cárdenas, Juventino Castro y Castro, Arnaldo Córdova, Raúl Carrancá, Sergio García Ramírez y Luis Javier Garrido.

Todos ellos participaron en los primeros cuatro foros sobre los principios y el análisis constitucional de la reforma energética.

En el sexto foro, en el que participaron los gobernadores, el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, propuso el 29 de mayo que se realizara una consulta ciudadana, programada para el próximo 27 de julio, y borró la propuesta de la “tercera vía” presentada por el gobernador priista Fidel Herrera, mediante la cual se proponía que los estados crearan empresas que pudieran asociarse con Pemex.

De 3 al 26 de junio, los opositores propuestos por el FAP se han enfrentado a quienes el gobierno federal y el PAN consideran “técnicos desideologizados”. La confrontación con datos, números y políticas fue más clara en el debate del martes 24 sobre el destino de la renta petrolera. La profesora Ifigenia Martínez y los economistas Rolando Cordera y Arturo Huerta se confrontaron con la visión de los otros participantes, incluyendo el subsecretario de Hacienda, Alejandro Werner.

Los ponentes explícitamente vinculados al PRI se han desdibujado, salvo en los casos de su dirigente nacional, Beatriz Paredes, quien participó en el primer debate del 13 de mayo; de Francisco Rojas, exdirector de Pemex, opositor a la reforma y presidente de la Fundación Colosio, quien participó el 27 de mayo.

Fuentes internas del PRI se quejaron ante Proceso por el hecho de que los responsables de definir a los integrantes del debate son los tres miembros de la Mesa Directiva de la Comisión de Energía: Francisco Labastida, el panista Rubén Camarillo y el perredista Graco Ramírez. Al PRD le garantizan “tres opositores”, pero Labastida y Camarillo benefician la posición gubernamental.

En su balance de los 13 foros realizados hasta ahora, el coordinador de la bancada del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, afirmó que como resultado de un “análisis detallado” de lo expuesto hasta ahora, los aspectos clave para mejorar la gestión de Pemex son, entre otros, los siguientes:

“Garantizar a Pemex recursos propios suficientes para reinvertir en la propia industria; utilizar parte de los excedentes para reconfigurar y construir nuevas refinerías; asignar mayores recursos al Instituto Mexicano del Petróleo; establecer programas de simplificación administrativa, y resolver el problema de la excesiva deuda de Pemex”.

Beltrones no mencionó ninguna de las líneas fundamentales de la “reforma de Pemex” calderonista: apertura a capital privado en refinerías, petroquímica, transporte, almacenamiento y ductos; ni los contratos incentivados para aguas profundas.

domingo, junio 29, 2008

Cientos de miles renuevan protesta en contra de privatiación del petróleo























Tomados en la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México el domingo 29 de junio de 2008.

Cientos de miles de ciudadanos colmaron de nueva cuenta el Zócalo de la Ciudad de México para manifestaqr su categórico rechazo a la intentona del pelele Felipe Calderón Hinojosa, de su partido el PAN, del PRI, del PVEM, del Panal –de la asesina Elba Esther Gordillo- y de los poderes fácticos como Televisa, TV Azteca, Bimbo, telmex, etc., de privatizar el petróleo que es de todos los mexicanos.

En el acto se guardó un minuto de silencio por las 12 personas que resultaron muertas en el operativo policiaco del pasado viernes 20 de junio en el antro News Divine y se manifestó la confianza en que el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, ponga a los culpables ante la justicia.

También se refrendó el apoyo a Andrés Manuel López Obrador, Presidente Legítimo de México en la lucha contra la privatización de Pemex. Queda claro que después de las declaraciones de la secretaria de Energía del desgobierno pirata Georgina Kessel, de que las iniciativas privatizadoras del usurpador Calderón Hinojosa se aprobarán sin tener en cuenta la consulta del 27 de julio, se debe intensificar la movilización nacional ciudadana.

Los "debates" en los foros del Senado de la República están ganados, la masiva manifestación de hoy comprueba que ni con el linchamiento mediático del gobierno de la Ciudad de México y del movimiento de resistencia civil pacífico, se ha menguado el apoyo popular en contra de las privatizaciones. Tenemos la fuerza de la razón, de las ideas y de los principios, ellos la de la mentira, la calumnia y la radio y televisión. Pese a todo el movimiento hacia una total y plena democracia para todos avanza. A casi dos años la Convención Nacional democrática, antes de debilitarse se ha ampliado y fortalecido. Se trata de un logro ciudadano. Es gratificante constatar la fuerza de la sociedad organizada. Alto a la privatización de los recursos del país. Basta de mentiras, abajo el régimen espurio y fascista del PRIAN.

A continuación el texto íntegro del discurso pronunciado por Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo de la Ciudad de México.


Acuerdos inconfesables con empresas extranjeras y corrupción del grupo Calderón-Mouriño, el fondo de la reforma energética: López Obrador

México, Distrito Federal
Domingo 29 de junio de 2008


* Discurso de Andrés Manuel López Obrador, presidente legítimo de México, en la Asamblea Informativa del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, en el Zócalo de la Ciudad de México

Amigas y amigos. Compañeras, compañeros. Ciudadanos todos:

Les agradezco de todo corazón la asistencia a esta asamblea nacional informativa. La fuerza de nuestro movimiento dimana del pueblo, de los nobles ideales que nos inspiran y de la perseverancia.

A tres días de cumplirse dos años del fraude electoral del 2006, aquí estamos haciendo valer nuestras razones, reafirmando nuestros objetivos de defender al pueblo y el patrimonio nacional, comprometidos en transformar la vida pública de México.

Al paso del tiempo se ha ido confirmando que fuimos víctimas de un gran fraude electoral, de una confabulación de intereses mezquinos para seguir imponiendo una política injusta, antipopular y entreguista.

El fraude causó un daño inmenso: frenó el avance democrático del país; denigró a las instituciones y quien se ostenta como presidente de la República está totalmente desprestigiado, carece de autoridad moral y de poder real, porque nadie lo respeta ni obedece.

Pero lo más lamentable es que el fraude nos ha llevado a más pobreza, desempleo, más crisis de bienestar social y desamparo, a más inseguridad y más violencia.

Todo lo cual, si se hubiera respetado el voto ciudadano, no se estaría padeciendo o, cuando menos, habría la esperanza de salir adelante y no la sensación de frustración que empieza a dominar en amplios sectores de la sociedad.

La falta de sensibilidad de los potentados y de su representante en la Presidencia, es cada vez más evidente.

Por ejemplo, ante la carestía que padece el pueblo, en vez de apoyar a los productores nacionales para lograr la autosuficiencia alimentaria, lo que ha propuesto Calderón es seguir comprando lo que consumimos en el extranjero, lo cual no frenará el aumento de precios y va a significar más abandono al campo y mayor salida de divisas.

Aquí conviene señalar que en tan sólo 18 meses que lleva el gobierno usurpador, mientras el salario mínimo ha venido aumentando en 4 por ciento anual, los precios de la mayoría de los productos básicos se incrementaron de manera desproporcionada, como no sucedía desde hace 12 años.

Hay regiones en el país donde los campesinos han dejado de sembrar porque el precio del fertilizante subió 200 por ciento; y casi todo el pueblo está padeciendo porque el precio de la tortilla aumentó en 60 por ciento, el pan en 65 por ciento, el frijol en 90 por ciento, el arroz en 140 por ciento, la leche en 40 por ciento, el huevo en 85 por ciento, el pollo en 50 por ciento, la carne de res en 60 por ciento y el aceite en 124 por ciento.

En suma, en 18 meses, la capacidad de compra de la inmensa mayoría de mexicanos se ha reducido en 30 por ciento.

De la misma manera, ahora cuando se ha desbordado la inseguridad y la violencia en el país, lo único que se le ocurre al presidente espurio es amenazar con el discurso propagandístico de la "mano dura" y de ahí se desprende el querer resolver el problema con más policías, más soldados, más cárceles, leyes más severas, condenas más largas, todo lo cual no basta para enfrentar un asunto que se ha originado por 26 años de estancamiento económico, por mayor desigualdad, por la falta de empleo y educación para los jóvenes, por la corrupción y por el modelo de vida que han venido fomentando las elites a través de los medios de comunicación, en donde lo más importante es triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole y donde el dinero siempre se impone sobre la moral y la dignidad del pueblo.

La delincuencia y la convulsión social son producto de la pobreza y de una estructura de clases corrupta que ignora o menosprecia a los pobres. Mientras en una sociedad hay oportunidades para todos también hay tranquilidad social. Cuando hay mucha gente desempleada, económicamente desposeída y sin esperanzas, es mayor la tentación de escapar de la amarga realidad, mediante las drogas y la violencia.

Sin justicia no hay garantía de seguridad, ni de tranquilidad, ni de paz social. La única solución de fondo en el combate a la delincuencia, la más humanitaria, eficaz y probablemente la menos cara, consiste en combatir el desempleo, la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores y la ausencia de alternativas.

Pero desgraciadamente los hombres del poder en México no tienen vocación cívica ni dimensión social. Los domina el egoísmo. No están dispuestos a rectificar, a cambiar la política económica que han venido imponiendo. Por el contrario, ahora quieren apropiarse de la industria petrolera nacional. A pesar de que el país está hundido en una profunda crisis económica y de bienestar social, ellos insisten en seguir saqueando, en despojar al pueblo de su patrimonio y de su porvenir.

No se ponen a pensar que si se aprobaran las reformas privatizadoras de Calderón, habría más pobreza, más desempleo, pero también más frustración y violencia, lo cual ni a ellos mismos les conviene, porque nadie podría vivir en un país con tanto desorden social.

A menos que estén dispuestos a permanecer como rehenes en casas amuralladas, a viajar en carros blindados y a moverse con nubes de guardaespaldas, pero a eso, francamente, no se le puede llamar vivir.

De modo que si ellos no alcanzan a entender que el petróleo en manos de la nación es un factor de estabilidad política y social, a nosotros nos corresponde actuar con responsabilidad y evitar la degradación de la vida pública de México y la destrucción del país.

No puede ser que por la enajenación que produce la ambición al dinero, se destruya lo más preciado para todos que es la tranquilidad y la paz social. Nosotros queremos que nuestros hijos y nuestros nietos puedan caminar por la calle, libres de miedos y temores.

Además, tenemos otras razones para impedir la entrega a particulares de la industria petrolera.
Nos oponemos a la privatización porque sería reabrir la puerta a las compañías petroleras extranjeras, en menoscabo de la soberanía y del patrimonio nacional. Queremos todos los mexicanos, la mayoría, seguir siendo un país, no aceptamos convertirnos en una colonia de los extranjeros.

Nos oponemos a la privatización porque las reformas a las leyes secundarias propuestas por el presidente usurpador violan nuestra Constitución Política.

Nos oponemos a la privatización porque detrás de las mentiras de la falta de dinero y de tecnología para modernizar a Pemex y de la publicidad manipuladora, está realmente la corrupción del grupo Calderón-Mouriño y sus acuerdos inconfesables con las empresas extranjeras para montarse en el negocio del petróleo.

Nos oponemos a la privatización porque mientras el petróleo sea propiedad de la nación, los mexicanos tendremos la esperanza de convertirlo en palanca del desarrollo nacional para industrializar el país, crear empleos, fortalecer el mercado interno, reducir los precios del gas, la luz y las gasolinas y garantizar el bienestar del pueblo.

Y nos oponemos a la privatización porque arrebatar jamás trae nada bueno. El despojo del petróleo creará un ambiente de insatisfacción y farsa, que nos mantendrá en constante riesgo de confrontación y habrá más inseguridad e inestabilidad política.

No podemos –amigas, amigos brigadistas, asistentes a esta gran asamblea, dejar de señalar que por este movimiento, de todos ustedes y de muchos más, y con la contribución de muchos otros ciudadanos concientes y responsables que actúan por su cuenta, se ha podido impedir, hasta ahora, la privatización del petróleo.

No olvidemos que Calderón quería que sus reformas entreguistas se aprobaran en el Congreso en quince días, al vapor, en sigilo y de espaldas al pueblo. Pero nuestros legisladores, senadoras y senadores, diputadas y diputados, del PRD, del PT y de Convergencia, actuaron de manera consecuente y tuvieron el arrojo de tomar las tribunas del Congreso para impedirlo. Todo ello, toda esta acción, consecuente de los legisladores del Frente Amplio Progresista, tuvo el apoyo de los brigadistas del Distrito Federal, en especial, de las mujeres.

¡Arriba las mujeres!

Con esta primera acción, no sólo se frenó el madruguete o albazo legislativo, sino que se ganó tiempo para organizarnos mejor e informar al pueblo. Aquí doy a conocer que, de la última asamblea del 27 de abril, que celebramos en este Zócalo, a la fecha, visitamos todas las capitales de los estados de la República y 97 cabeceras municipales de las diversas regiones del país para celebrar asambleas e integrar brigadas en defensa del petróleo.

Hoy podemos decir, con mucha satisfacción, que ya somos 200 mil brigadistas.

Muchas gracias a todas, a todos ustedes, que vienen de los distintos estados, de las distintas regiones del país, con mucho esfuerzo, con mucho sacrificio, porque no contamos con recursos, no hay dinero para facilitar la movilización. Ustedes vienen por su propio pié, por su propia voluntad y merecen todo nuestro respeto y toda nuestra admiración.

También informo que al día de hoy se han distribuido a nivel nacional, 368 mil copias de videos, 3 millones de volantes, 18 millones 500 mil folletos con artículos de análisis y reflexión, y 19 millones 560 mil historietas. Nuestro reconocimiento a quienes han ido casa por casa, colonia por colonia, barrio por barrio y pueblo por pueblo a entregar esta información.

Asimismo nuestro agradecimiento afectuoso y fraterno a caricaturistas, escritores, artistas y técnicos que han ayudado voluntariamente en la elaboración de los contenidos de estos materiales para la orientación y la concientización del pueblo.

El movimiento de resistencia civil, los legisladores del Frente Amplio Progresista, el Comité de Intelectuales en Defensa del Petróleo y otros ciudadanos independientes, hicieron posible que el PRI y el PAN aceptaran el debate que se está llevando a cabo en el Senado, donde, por cierto, vamos ganando.

Quienes han ido a representarnos han argumentado mejor y han demostrado que las pretendidas reformas son anticonstitucionales, son privatizadoras y van orientadas a profundizar la corrupción en Pemex.

Desde el principio de estos debates dimos a conocer nuestra propuesta que se sustenta en cinco lineamientos básicos:

1. Que se destinen todos los excedentes por precios altos del petróleo al fortalecimiento de Pemex para ser invertidos en exploración, perforación, refinación, petroquímica, mantenimiento y construcción de ductos e instalaciones petroleras, así como para el desarrollo tecnológico y la búsqueda de fuentes alternativas de energía.

Estos excedentes, significarán para este año 20 mil millones de dólares adicionales, que al ser entregados a Pemex representarían más del doble del presupuesto actual de este organismo público. Sólo agregamos que desde el gobierno de Vicente Fox no hay transparencia ni se conoce el destino de estos recursos.

2. Que se fortalezca al Instituto Mexicano del Petróleo para llevar a cabo, entre otras actividades, las investigaciones para la exploración de petróleo en tierra y en aguas someras, fundamentalmente en el sureste, donde realmente existen reservas posibles y probables, hasta para 20 años en adelante.

3. Que el Consejo de Administración de Pemex reduzca su número de miembros que dependen del Ejecutivo Federal y del Sindicato y, en su lugar, el Congreso elija, por consenso de todos los partidos, a representantes de la sociedad civil, de inobjetable honestidad, cuya tarea primordial sería evitar la corrupción en los contratos públicos, el conflicto de intereses y el tráfico de influencias.

4. Que se fortalezcan las áreas sustantivas de Pemex para atender sobre todo los problemas operativos que tienen que ver con la disminución de la producción en la Sonda de Campeche, donde no sólo se extrae menos petróleo crudo por la declinación del yacimiento Cantarell, sino también por problemas de contaminación de nitrógeno y de agua, que ha llevado a cerrar 80 pozos y a quemar a la atmósfera alrededor de 700 millones de pies cúbicos diarios de gas, por falta de inversión y negligencia de los anteriores y de los actuales directivos de Pemex.

5. Que se reunifique Pemex en una sola empresa del Estado, revirtiendo su división artificial en diferentes subsidiarias, para manejar de manera integral todo el sector energético, desde la extracción del crudo y gas hasta la refinación y la petroquímica y para aprovechar toda la cadena de valor que permita impulsar la generación de electricidad y el desarrollo económico independiente que necesita el país y el bienestar del pueblo de México.

Amigas y amigos:

Ya es un hecho que el debate sobre el petróleo se ha extendido a todo el país. Los ciudadanos, las organizaciones sociales y las universidades públicas han organizado foros de discusión y análisis acerca de esta cuestión.

Mención especial merece la iniciativa que tomó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro Robles, para organizar una discusión amplia y plural de investigadores y académicos en la más prestigiada universidad de América Latina.

Hoy, a pesar del cerco informativo, la gente sabe más de este importante asunto y ha quedado claro que si el petróleo es de todos los mexicanos, todos tenemos derecho a opinar.

De ahí que reconocemos la decisión asumida por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, de llevar a cabo el 27 de julio una consulta ciudadana en la Ciudad de México. Marcelo Ebrard no sólo es un buen gobernante, es un dirigente político consecuente y un importante promotor del proyecto alternativo de nación.

Toda nuestra solidaridad para Marcelo Ebrard.

Es necesario mencionar que, aunque se hicieron todos los trámites en la Junta de Coordinación Política del Senado, ante el IFE y los gobiernos de los estados, la respuesta de la derecha, del PRI y del PAN, fue el rechazo y la descalificación para realizar la consulta nacional.

La postura de la clase gobernante se puede resumir en lo expresado por el director general de Pemex, Jesús Reyes Heroles, quien sostuvo que la reforma petrolera es un asunto demasiado complejo para someterlo a una consulta popular. Cuando son ellos los que no están preparados para la democracia.

En realidad lo que exhiben es su escaso poder de convencimiento y el miedo que le tienen al pueblo de México. Si fuesen realmente demócratas, no le tendrían miedo al pueblo. En la democracia es el pueblo el que decide, es el pueblo el que manda.

De todas maneras, como aquí se ha dicho, vamos a organizar, con el apoyo de los ciudadanos, la consulta nacional. Hago un llamado a todos los brigadistas para empezar a promover la participación de la gente en este trascendente ejercicio democrático.

Es importante también que estemos atentos y listos para movilizarnos, porque seguramente en las cúpulas del PRI y del PAN están pensando o tramando que, aunque pierdan los debates y la gente se exprese en la consulta en contra de la privatización del petróleo, ellos van juntar los votos, con sus prácticas de siempre, para querer imponer desde el Congreso sus reformas entreguistas.

Por eso no está de más volver a reiterar desde esta plaza pública, corazón político de nuestro país, que estamos dispuestos a defender el petróleo con toda la determinación y firmeza que exijan las circunstancias.

Y que quede claro: no aceptaremos ningún cambio jurídico que viole la Constitución, que privatice el petróleo y que vulnere la soberanía nacional. El petróleo es nuestro, de todos, y no se convertirá en negocio de unos cuantos, ni de nacionales y mucho menos de extranjeros.

Amigas y amigos:

Durante este tiempo que llevan usurpando el gobierno los potentados y sus representantes, se han cometido grandes injusticias que estamos obligados a denunciar.

Como es sabido, en la Suprema Corte acaban de rechazar cerca de 2 millones de amparos que interpusieron los Trabajadores al Servicio del Estado, incluidos los maestros, contra la Reforma a la Ley del ISSSTE.

Los hombres y mujeres de esta institución volvieron a enseñar el cobre. Se confirmó que la mayoría de los ministros no están ahí para hacer valer la constitución y hacer justicia, sino para legalizar los despojos y los abusos de los poderosos.

A los trabajadores afectados por esta decisión, les decimos que no claudiquen, que no se desalienten, que sigamos luchando, que pronto, muy pronto, se tendrán condiciones para dar marcha atrás a todas esas medidas que afectan sus conquistas laborales.

También nos solidarizamos con los pueblos indígenas de Chiapas, ante los actos de provocación que se han venido suscitando en los últimos tiempos. Es muy irresponsable de parte del gobierno usurpador estar hostigando a comunidades que han optado por organizarse y defender, pacíficamente, sus legítimos derechos.

Exigimos la libertad de los presos políticos y la presentación de los desaparecidos. También demandamos el castigo a los funcionarios responsables de abusos y violaciones a los derechos humanos en Oaxaca.

Nos solidarizamos con los ciudadanos que en todo el país defienden los bosques, el agua y el medio ambiente. Expresamos nuestro apoyo a quienes se oponen a la destrucción del cerro de San Pedro, símbolo del estado de San Luis Potosí, por la acción depredadora de una empresa minera canadiense.

De manera especial, denunciamos al gobierno federal y al del estado de Hidalgo, porque han autorizado a una empresa española, modificando normas y creando nuevos reglamentos, la construcción de un basurero de desechos tóxicos en el municipio de Zimapán.

Este pueblo prehispánico se encuentra ubicado en una zona de barrancas, y sus mantos acuíferos se verían seriamente contaminados con la operación de dicho basurero, causando graves e irreversibles daños a la salud y al medio ambiente.

En esta infamia, las autoridades se han puesto del lado de la empresa extranjera en vez de defender al pueblo. Actualmente hay unos 800 agentes de la Policía Federal Preventiva y se realizan sobrevuelos de helicópteros para intimidar a la población.

Desde aquí, desde esta plaza, todo nuestro apoyo, toda nuestra solidaridad con el pueblo de Zimapán.

Un grupo de abogados del gobierno legítimo presentará las demandas jurídicas correspondientes y acudirá a instancias internacionales.


Amigas y amigos de todo el país:

Es triste la realidad que se vive en nuestra Patria. Si antes todo iba mal, ahora todo ha empeorado. Millones de familias están padeciendo por falta de empleo o porque sus ingresos no les alcanzan ni siquiera para lo más indispensable.

A los jóvenes se les ha cancelado el futuro, no tienen trabajo, son rechazados en las universidades públicas y no tienen para pagar las cuotas de las universidades privadas; se les orilla a emigrar, a abandonar a sus familias, a abandonar sus pueblos y a tomar el camino de las conductas antisociales. Muchos mexicanos, millones de hombres y mujeres viven hacinados, enfermos y sin seguridad social.

Santa Fe, los centros turísticos, las plazas comerciales, las colonias exclusivas donde viven los potentados y un corto etcétera, no son más que islotes en un océano de marginación y pobreza.
Por eso no podemos ni debemos cansarnos de pensar y de ser como somos. No hay nada más importante en esta vida que luchar por los humillados y ofendidos. En momentos aciagos, en momentos difíciles, insistir tercamente en construir una sociedad mejor, es poner en acción el humanismo y es contribuir, cuando menos, a alejar el desánimo de los que sufren y a mantener viva la llama de la esperanza.

Por eso fue acertado el no claudicar después del fraude, el darle continuidad a nuestro movimiento, el seguir enarbolando el proyecto alternativo de nación y seguir apostando a la construcción de una nueva República, donde no domine ni el odio, ni la codicia y lo principal sean los sentimientos y el bienestar del pueblo, su dignidad, su cultura y su inmensa bondad.
Este ideal que compartimos millones de mujeres y de hombres, podrá alcanzarse si seguimos trabajando todos los días, desde abajo, con la gente y con una inquebrantable fe en la causa que defendemos.

El cambio que necesita México no lo impulsará la llamada sociedad política, tampoco vendrá de los potentados que insisten en profundizar la desigualdad y en mantener un régimen de corrupción y privilegios.

Lo que tendrá que venir saldrá del pueblo mismo como una aurora de libertad, y es hasta entonces que habrá patria para el pobre y patria para el humillado, y todos tendremos nuevas y poderosas razones para vivir, soñar y triunfar en este gran país, generoso y eterno.

¡Viva México!

¡Viva la Resistencia Civil Pacífica!

¡La patria no se vende, se ama y se defiende!

Muchas gracias.

Se espera masiva concentración ciudadana en el DF para rechazar privatización de Pemex


Tomado de La Jornada, Hernández.

De nueva cuenta cientos de miles de ciudadanos concientes demostrarán hoy en el Zócalo de la Ciudad de México que les importa el futuro de sus familias y del país. Manifestarán su rechazo a la política privatizadora del PRIAN y a la abusiva forma de conculcar sus derechos constitucionales a decidir sobre el rumbo de la nación. También estarán atentos a las nuevas formas de lucha social pacífica que se decidan en la reunión. La cita es hoy domingo 29 de junio a las 10:00 horas en la Plaza de la Constitución.



La aritmética y la funcionaria*


Antonio Gershenson
gershen@servidor.unam.mx


La secretaria de Energía no se lleva muy bien con los números. La vez pasada multiplicó los barriles de petróleo de las reservas en sólo dos semanas, entre una primera declaración y la segunda. Ahora, los días se encogen mágicamente.

En febrero se hablaba de que se aprobarían las propuestas del gobierno federal sobre el petróleo a más tardar el 22 de abril; se hablaba también de un término de dos semanas como plazo para aprobar las iniciativas “al vapor”. Ahora, gracias a la secretaria, serían sólo cinco días, de modo que la consulta popular en el Distrito Federal del 27 de julio ya no tendría caso porque el 22 del mismo mes se empezaría el dictamen de las iniciativas. No importa que se sigan algunas formalidades en ambas cámaras: mandar el asunto a comisiones, considerar las nuevas propuestas, lo cual también está aprobado, luego enviarlas a plenaria, todo esto en el Senado, y discutir y votar; pero luego se repite todo este proceso en la Cámara de Diputados, a la que se turna una minuta del Senado, y todo ese proceso se repite. Posiblemente por eso se habló de dos semanas en abril. Pero ahora la funcionaria ignora todo esto y decide que en cinco días se resuelva todo, para que ya no tenga caso la consulta popular.

En primer lugar, con este tipo de declaraciones, diciendo lo que van a hacer las cámaras legislativas, la funcionaria del Poder Ejecutivo se está entrometiendo, ilegalmente, en las funciones del Poder Legislativo. Y, para información de la secretaria, tenemos un régimen de separación de poderes.

Ya en cuanto a la certeza de la “previsión”, además de lo ya dicho debemos ir a otros niveles. El PRI no ha declarado exactamente qué va a hacer. Hay declaraciones en el sentido de que va a proponer cambios en las iniciativas. Esto, de consumarse, incidiría en esos plazos “a la olla exprés”, ya no al vapor, de la secretaria. El FAP, la izquierda, va sobre una propuesta alternativa, que también incidirá en los plazos.

En otro plano, es público que en el foro del Senado ha habido impugnaciones mayoritarias a los diferentes aspectos de la iniciativa. En algunos casos, las impugnaciones fueron unánimes o casi. Y la proliferación de foros, debates y otros encuentros similares ya no sólo se da por cada vez más instituciones de educación superior, sino que se extiende a cada vez más estados. ¿Seguro que se va a poder ignorar en el Senado todo esto?

En otro plano más, la situación del país dista mucho de ser tranquila, se van apilando los problemas y los conflictos. Siguen subiendo los precios internacionales del petróleo. Sigue subiendo, con ellos, el precio promedio de la mezcla mexicana, que ya rebasó los 120 dólares. Esto implica que siguen subiendo los excedentes petroleros. Pero ya en el trimestre que terminó, el primero del año, el gobierno dijo que no hay excedentes, y dispuso de ese dinero como le dio la gana.

Los pretextos son muy poco convincentes. Que la gasolina en Estados Unidos está muy cara, que Pemex la compra allá para venderla acá más barata. Que siempre no. Y si fuera así, los subsidiados son los que, viviendo en Estados Unidos, cruzan la frontera mexicana para comprar la gasolina o el diesel más barato. Se podría vender sólo a coches o camiones con placa mexicana, o a choferes con credencial para votar o con licencia mexicana para manejar. Pero no se quiere hacer.

Mientras tanto, los estados o entidades en general, y los municipios, se quedan con muy pocos recursos, mientras que los precios y los costos suben. Y la gente, no se diga. Ante los problemas de los alimentos, en vez de apoyar la siembra y la cosecha mexicanas, se importan más granos y otros alimentos básicos, dejando más producción nacional fuera del mercado.

El llamado control de precios es ridículo. No se controlan alimentos básicos y saludables, sino refrescos, churritos y comida chatarra en general, además de productos de consumo marginal.

¿Acaso nada de esto tiene que ver con el destino de los proyectos de reforma petrolera? ¿Acaso los organismos que aglutinan las protestas y movilizaciones relacionadas no agregan al final de sus consignas las relacionadas con la defensa del petróleo, o de la soberanía nacional?

¿Qué es más ridículo, los 100 mil millones de barriles de reservas, o los cinco días para la aprobación en la olla exprés, después de los fracasos anteriores?

*Tomado de La Jornada.

sábado, junio 28, 2008

Desfiladero*



Jaime Avilés

■ De la discoteca a la privatización: ¿consulta popular o barricadas?


El viernes de la semana pasada, antes, durante y después de la mil millones de veces estúpida tragedia de la discoteca News Divine –que mató a nueve adolescentes, una muchacha policía y otros dos uniformados adultos–, la guerra del narcotráfico produjo 11 muertes: cuatro en Torreón, cuatro en Guerrero y tres en Culiacán. El sábado, mientras la gritería de los medios subía de tono en contra del Gobierno del Distrito Federal, los muertos del narcotráfico fueron en total 20: seis en Sinaloa y 14 más, esparcidos en Guerrero, Durango y Chihuahua.

Entre el domingo, día prácticamente sin noticias en televisión, y el lunes, cuando el linchamiento mediático anti Marcelo Ebrard llegó al clímax, el saldo de la “ola delictiva” fue de 49 muertos: 12 reportados el domingo y 37 confirmados el lunes, aunque muchos de ellos habían fallecido la víspera. El martes, la “cosecha” de cadáveres fue de 13: ocho en Chihuahua, uno en Guerrero y cuatro en Sinaloa, mientras en Culiacán era secuestrado el periodista deportivo José Carlos Campos, hermano de Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, casa de encuestas que un día antes afirmara que después de Álvaro Uribe, presidente de Colombia, Felipe Calderón tenía el segundo lugar de “aceptación” entre los “líderes” de América Latina.

El miércoles, el saldo fue de 11 asesinatos: ocho en Sinaloa, uno en la frontera norte (“ayer fue el día menos violento en Ciudad Juárez, ya que sólo fue localizado un hombre sin vida con al menos 17 balazos”, escribió nuestro corresponsal en aquella plaza), uno más en Sonora y otro en el estado de México, mientras en Culiacán era liberado, por fortuna ileso, el hermano de Roy Campos, y en Chihuahua se confirmaba el secuestro de Erika Posselt, cuñada de Silvestre Reyes, presidente de la Comisión de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos. La mujer también fue liberada, un día después, gracias al pago de 35 mil dólares de rescate.

Por último, el jueves, los muertos fueron 19: cuatro en Sinaloa, cuatro en Chihuahua, tres en Guerrero, dos en Chiapas, dos en Nayarit, dos en Mexicali y dos en el Distrito Federal. En síntesis, a lo largo de la semana pasada, la guerra entre las bandas del narcotráfico y contra las llamadas “fuerzas de seguridad” ocasionó la muerte de 123 personas. Sin embargo, ¿de qué hablaron y siguen hablando, obsesivamente, los medios? De la tragedia en la discoteca, que escudriñaron desde todos los ángulos, como acostumbran cuando analizan los juegos de futbol.

Una sola pregunta: ¿por qué no examinan con la misma “profundidad” la carnicería desatada, entre otras cosas, por la “política” de Calderón hacia el narcotráfico? He aquí algunas pistas: “México se ubica en el sexto lugar en delincuencia organizada en el mundo; las mafias mexicanas operan en 38 naciones y controlan entre 50 y 60 por ciento de los gobiernos municipales del país”, asegura Eduardo Buscaglia, asesor de la ONU sobre temas del narcotráfico.

Buscaglia ha repetido en diversos foros que las empresas de las drogas ilícitas se vinculan con los políticos para ayudarlos a convertirse en diputados, alcaldes, gobernadores, etcétera; a cambio, éstos les permiten actuar dentro de los territorios que administran, hasta que los papeles se invierten y el dinero y las armas del narcotráfico toman el control de la policía y de las calles. Pero, han dicho otros expertos, los problemas se multiplican cuando los funcionarios “venden” la ciudad o el estado que “gobiernan” a dos cárteles al mismo tiempo, como ha ocurrido, desde el sexenio de Fox, en Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Durango y tantas más.

Para Calderón la naturaleza del problema es otra, de acuerdo con lo que dijo el viernes de la semana pasada (La Jornada, 20/06/08, p. 16) en Aguascalientes: “los criminales ya no sólo trafican la droga a Estados Unidos, sino que buscan crear un mercado en territorio mexicano”. ¡Oh! ¡Qué revelación! Si el “jefe” de las fuerzas federales ignora que en México hay un gigantesco mercado de drogas; si no sabe que los cárteles mexicanos exportan a 37 países, aparte de Estados Unidos; si desconoce que nuestra mafia va en sexto lugar en el campeonato mundial del crimen organizado, debajo de la rusa, la china, la colombiana, la libanesa y otra que se me escapa; y si no percibe que la mitad de los municipios están en manos de narcotraficantes, la verdad está perdido. ¿Usted aprobaría que un hombre así vendiera nuestra industria petrolera a un puñado de empresarios españoles para supuesto beneficio de usted mismo? Pero no nos desviemos del asunto.

Lo peor de todo no es que haya un gobierno incompetente, irresponsable y corrompido hasta la médula, sino que los medios no cumplan su función más importante, que es la de vigilar al poder para corregirlo mediante la crítica. Regresemos entonces al caso de la discoteca. Marcelo Ebrard tiene la mano muy pesada. Y se le nota. La rudeza, muchas veces innecesaria, fue el signo distintivo de la policía capitalina cuando estuvo bajo su mando (y si no que le pregunten a los travestis de Brigada Callejera, que hoy luchan por la aprobación de una ley que permita la fabricación de antirretrovirales genéricos). Esa brusquedad se vuelve palpable ahora, cuando como jefe de gobierno repara una avenida: mete las máquinas, corta el tráfico y provoca embotellamientos que podrían evitarse.

Esa falta de delicadeza –manifiesta en las agresivas luces de las torretas de las patrullas, que de noche lesionan el cerebro de automovilistas y peatones, pero no sirven para disuadir al hampa– se convirtió en auténtica brutalidad durante el episodio de la discoteca, que puso de relieve, sobre todo, un hecho cultural nacido de la pobreza, el desamparo y la ignorancia de los jóvenes y sus padres; la corrupción del delegado Chíguil y del dueño del antro, y la estupidez de los policías que planearon y llevaron a cabo una captura de reses sin pensar un segundo que estaban arreando a seres humanos.

¡Cárcel a Chíguil, al empresario, al jefe del operativo y a los agentes que después pasearon y vejaron a decenas de muchachas! Pero, ojo, de allí a la renuncia de Joel Ortega hay un abismo. Si Ebrard le entregara la Secretaría de Seguridad Pública a Calderón, éste pondrá allí a alguien que, dentro de unos meses, “fracasaría” de tal modo que se vería “obligado” a pedir la presencia del Ejército en las calles del DF. ¿Alguien quiere retenes militares en Insurgentes?

En descargo de Ebrard debe subrayarse que ha sido el gobernante más leal, en todo sentido, al proyecto de nación que encabeza López Obrador y a quienes lo eligieron como jefe de Gobierno para que impulsara el programa social que está desarrollando. Además, no ha tolerado que el narco protagonice aquí balaceras con granadas y bazukas, al estilo Culiacán, y mucho de ello se lo debe a Joel Ortega. Así que nada: la derecha trata de acorralarlo para tirarle la consulta popular del 27 de julio sobre el destino de Pemex, y eso está clarísimo. Por lo pronto, mañana al Zócalo, pues la Kessel ya dijo que tras el debate en el Senado habrá privatización, es decir, ¿barricadas en las principales carreteras de la República?

Para comunicarse con esta columna jamastu@gmail.com y para conocer la nueva versión de El Loro Negro, http://www.eloronegro.blogspot.com/


*Tomado de La Jornada.

viernes, junio 27, 2008

Arrecia la basura informativa en medios comprometidos con la derecha






Tomados de La Jornada, El Fisgón, Helguera y Rocha y El Universal, Helioflores.


Cuando los medios electrónicos e impresos tienen su festín con las muertes del antro News Divine ocurridas hace una semana, el desgobierno usurpador del pelele Felipe Calderón Hinojosa da un nuevo traspié de la mano de la secretaria pirata de Energía, Georgina Kessel, quien aseguró ayer que la reforma privatizadora de Pemex, será discutida y aprobada a partir del 22 de julio, por lo que las consultas a la ciudadanía sobre el tema, planeadas para el 27 de julio y los días 10 y 24 de agosto no serán tomadas en cuenta.

La mentada Kessel afirmó que todos los partidos políticos se han puesto de acuerdo sobre el tema porque no hay partido político o legislador que esté en contra de los cambios legales. La mentirosa funcionaria no agregó que todos están de acuerdo en que la paraestatal necesita cambios profundos –no el mamotreto del espurio Calderón Hinojosa-, pero que la mayoría ha expresado en los foros organizados por el Senado de la República, que las iniciativas son privatizadoras, además de incompletas.

Durante el foro de ayer los que apoyan la privatización dijeron que era falso que el régimen fiscal de Pemex sea asfixiante aún cuando le cobran más del 100 por ciento de sus utilidades en mpuestos. También que es falso que falte inversión en tecnología. Ahora el nuevo cuento es que se trata de una muy mala administración que será subsanada con la super comisión de 8 miembros. En la misma estará el defensor de grandes evasores de impuestos Agustín “Tonina” Carstens, quien funge a la fecha como administrador de facto de la empresa. La pregunta fue inmediata: Si hoy Hacienda exprime a Pemex, ¿qué evitará que no lo haga, estando su verdugo en el super consejo de administración como hasta ahora?

Antes habían dicho que no se contaba con tecnología, ni con personal capacitado, ni con reservas de petróleo, ni con dinero para invertir. Ahora dicen que si lo hay, pero que es pésima la forma en que se administra a la paraestatal y por eso están las magníficas reformas. Sin embargo, una las carencias más grandes es precisamente esa, que no se toca el asunto del dinero. Ni qué se hará con él, ni si se invertirá en la paraestatal y mucho menos cómo se atacará la corrupción de la empresa, sindicato y Hacienda.

Todo sale a la luz justo a unos días de la nueva concentración en el Zócalo de la Ciudad de México –que se efectuará el próximo domingo 29 de junio a las 10:00 horas- para rechazar la privatización del petróleo y cuando los medios de desinformación de los poderes fácticos (Televisa, TV Azteca, Radio Centro, Radio Fórmula, etc.) hacen un asqueroso circo con el dolor de las familias de los 12 muertos del antro News Divine. Horas y más horas dedican al asunto, dejando del lado otros temas de igual o mayor relevancia.

Ese trabajo sucio no es nuevo. Cada vez que en México se perpetra un atraco a la nación están los distractores. Llámese campeonato mundial de futbol, juegos olímpicos, tragedias nacionales o extranjeras y hasta inventos de las propias televisoras como los mentados reality shows, telenovelas, concursos, etc.

Es indignante que lucren con el dolor de las familias. Lo es más que las utilicen para tender una cortina de humo sobre la decisión de vender Pemex, pues la medida, tal como lo fue el F(R)obaproa, es fundamental para el futuro de los mexicanos y de México. Rechacemos, pues sus campañas de basura y lodo. Estemos atentos a que se haga justicia, pero no convalidemos el atraco a la nación que es la venta de Pemex.



A continuación un análisis tomado de la revista Proceso.




http://www.proceso.com.mx/





News Divine

josé gil olmos

México, D.F., 25 de junio (apro).- Cada vez que ocurre una tragedia que podría haberse evitado, como la ocurrida en el antro News Divine en días pasados o el incendio del Lobhombo, desatado en el 2000 donde murieron 21 personas, se confirma el pésimo gobierno que tenemos en el país, independientemente del partido que se encuentre al frente de la gestión.

Una “cascada de errores” provocó que en el operativo policiaco desplegado el viernes pasado en el centro de baile News Divine murieran 12 jóvenes, tres de ellos menores de edad.

La responsabilidad de la muerte de estos adolescentes la tienen las autoridades de hoy y de antes de la delegación Gustavo A. Madero, que permitieron que siguiera operando al tope ese lugar de 120 metros cuadrados, en el que encontraban 680 personas –entre ellos menores de edad--, sin tener las condiciones necesarias y violando la ley.

Lo mismo la policía, que en su afán de agarrar a la mayor cantidad de jóvenes ‘taponearon’ con más de cien elementos la única salida dando lugar a la aglutinación de cientos de jóvenes en unos cuantos metros de las escaleras que conducen a la puerta, ocasionado que quedaran atrapados y se asfixiaran, pues el dueño del antro, otro de los responsables, dio la orden de apagar el sistema de ventilación.

También la tiene el gobierno de Marcelo Ebrard y todos los jefes de gobierno anteriores que permitieron que ese tipo de antros siguieran funcionando en casi todas las delegaciones de la Ciudad de México, principalmente en Cuauhtémoc, Iztapalapa y Miguel Hidalgo, donde existen múltiples centros de diversión que todos los fines de semana se llenan a tope sin que sean supervisados.

Igualmente la tienen los dueños de esos lugares que, con un afán de lucro, no miden las consecuencias de exceder los niveles de cupo en lugares que no tienen las condiciones estructurales adecuadas, como salidas de emergencia, conductos de ventilación o sistemas de agua para casos de incendios.

De la misma manera son responsables los supervisores de las delegaciones que por buenas sumas de dinero renuevan las autorizaciones para que sigan operando dichos antros, a pesar de las malas condiciones en las que se encuentran.

Son responsables también los partidos políticos porque, cuando ocurren estos hechos lamentables, sólo piensan en sacar provecho y jalar agua para su molino, en vez de trabajar con mayor atención y a través de sus representaciones legislativas para aprobar leyes que impidan el funcionamiento de dichos giros comerciales.

Seguramente se castigará a algunos de los funcionarios que estuvieron al frente del operativo. De hecho ya está detenido Guillermo Zayas González, exdirector de Seguridad en la Zona Norte del Distrito Federal por parte de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), mientras que el delegado en Gustavo A. Madero, el perredista Francisco Chíguil Figueroa, anunció que está dispuesto a renunciar si así lo determina la Asamblea Legislativa.

En tanto que el secretario de Seguridad Pública local, Joel Ortega, está al filo de dejar su puesto, acusado por el PAN de ser el máximo responsable de la desdicha que embarga a las familias de la colonia Nueva Atzacoalco, donde se ubica la discoteca.

Al igual que el caso del Lobhombo, la tragedia del News Divine habrá de quedar en la memoria como un ejemplo más de la ineptitud del gobierno por vigilar esos lugares de diversión; de la corrupción de las autoridades por permitir que sigan operando los llamados “giros negros” – actualmente hay 463 en todo el Distrito Federal--, y de la ineptitud de la policía a la que sólo le importa aplicar la fuerza sin importar las consecuencias.

Es hasta que ocurren estas tragedias cuando nos damos cuenta con toda cabalidad que todo está mal, y que los errores de las autoridades gubernamentales de todos los niveles pueden llegar a costar vidas.

jueves, junio 26, 2008

Miente el PAN, miente el pelele







Tomados de La Jornada, El Fisgón, Hernández, Helguera y Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.

Los testaferros del pelele Felipe Calderón Hinojosa decidieron recurrir a ser “defensores” –en palabras, claro- del petróleo de todos los mexicanos. Dicen que se necesita una empresa fuerte y clara que rinda cuentas a los verdaderos dueños de la renta petrolera, que aseguran, no son Pemex ni el gobierno federal. Eso, insisten, es el objeto de las reformas privatizadoras del usurpador Calderón Hinojosa. Vamos, ahora quieren con simples palabras –nacionalistas y constitucionalistas, que antes rechazaron con burlas- que “estamos por buen camino”. Ahora resulta que los chimoltrufios del PAN dicen que no se trata de falta de inversión en Pemex y mucho menos de excesiva carga fiscal, sino de la manera en que se administra la empresa. Como dijimos ayer, pónganse de acuerdo o llamen a Cantinflas para que los auxilie.

Como en foros anteriores los ponentes coinciden en la necesidad de cambiar el régimen fiscal de Petróleos Mexicanos, pero lo que la derecha oculta es a dónde irán a parar los recursos obtenidos con la mentada reforma.

Para aclarar el asunto el Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo, Mario di Constanzo expuso las siguientes cifras: Pemex vendió en 2005 petróleo por 925 mil millones de pesos y aún así reportó pérdidas por 76 mil millones de pesos, gracias a los impuestos por más del 100 por ciento que le cobró Hacienda.

En cambio a Telmex –propiedad del segundo hombre más rico del mundo, Carlos Slim- ganó el mismo año 162 mil millones de pesos y reportó utilidades antes de impuestos por 28 mil millones de pesos. Otro ejemplo es Wal-Mart –copatrocinadora del fraude electoral de 2006- tuvo ventas por 165 mil millones de pesos y sólo pagó 2.4 por ciento de sus ganancias en impuestos.

La cereza del pastel fue el caso de 50 grandes contribuyentes, que según la Auditoría Superior de la Federación, al final del ciclo fiscal de ese año pagaron en promedio 74 pesos, gracias a los regímenes fiscales especiales –que aún hoy siguen vigentes, pese al tan aclamado parche fiscal- y las devoluciones de impuestos –por juicios perdidos por Hacienda y prebendas fiscales- que sumaron sólo ese año 604 mil millones de pesos.

Otro hoyo negro son los créditos fiscales que solamente en el caso de la cementera Cemex es de 25 mil millones de pesos. ¿Alguno de ustedes recibe ese favoritismo? Les condonan los impuestos o se los reparten en cómodas mensualidades que al final nunca pagarán. Y lo decimos porque el otro hoyo de Hacienda son los 121 mil millones de pesos de créditos incobrables a grandes empresas, reconocidos por la propia Secretaría de Hacienda del gobierno espurio. O los 231 mil millones de pesos que en este momento se encuentran en litigio, pese al famoso IETU y que casi seguramente no serán cobrados, porque perderán los juicios ante los despachos de abogados de los panistas Fauzi Handam, Diego Fernández de Cevallos o Juan José Rodríguez Prats. Hacienda nunca puede recaudar impuestos porque está coludida con los poderes fácticos para nunca cobrarles impuestos y hacerlos mas ricos. Después dirán que son “empresarios visionarios”, pero como se ha comprobado, fuera de México son empresarios ramplones y chafas. Con claras excepciones como Telmex por el poder económico que tiene. Es decir, los grandes empresarios mexicanos no son más que corruptos que hacen negocios al amparo del poder y no por su capacidad empresarial.

Otro de los mitos que fueron puestos al descubierto es la falta de dinero de la federación para inversión. Durante cinco años del sexenio del traidor y corrupto Vicente Fox Quesada se tuvieron 708 mil millones de pesos extras por los altos precios del petróleo. De eso el ratero Fox Quesada se gastó –y robó- 49 por ciento, lo demás fue puesto a disposición de los gobiernos de los estados, para que ellos a su vez se lo gastarán en fiestas, comidas y lujos, además de robárselo. El por qué de la afirmación es que no se construyó nada de infraestructura, nada de inversión que generara mayor riqueza. Es como si algunos de ustedes recibiera una herencia y en lugar de poner algún negocio que le permitiera incrementar su fortuna, se lo gastara y quedara al final como empezó. Eso es lo que el gobierno usurpador hace día a día. Y luego pide más dinero, porque dice, en caso contrario aumentará impuestos a los ciudadanos de a pie, pero a los grandes empresarios ni tocarlos, pues forman parte de la misma corrupción del Estado. Y si algún negocio falla, pues ahí están los millones de mexicanos que tendrán que pagar, lo que ellos no causaron. La realidad es que en el desgobierno corrupto de México las ganancias son privadas y las pérdidas las pagamos todos los mexicanos.


A continuación dos colaboraciones tomadas de La Jornada.




http://www.jornada.unam.mx/





De culpables a culpables

Octavio Rodríguez Araujo

Observo un fenómeno muy curioso en los medios: hubo un operativo policiaco y murieron 12 personas. Noticia de primera plana, fotografías, artículos de opinión, seguimiento diario, videos, acusaciones, fotografías de los padres de los muchachos muertos o heridos, entrevistas, y más que probablemente se me ha escapado. Por lo que he entendido, la policía, pese a sus grandes errores en el operativo tan comentado, no fue a ocasionar muertes, no hubo esa intención, aunque la impericia de sus mandos haya provocado tal catástrofe. Las voces y plumas pagadas o subordinadas por oportunismo al calderonismo y al Partido Acción Nacional han pedido la caída del secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal; el senador panista Tamborrel ya vaticinó el costo político que pagará Ebrard por el caso News Divine (ni siquiera lo planteó como posibilidad), y los siempre enemigos del PRD y de López Obrador ya han propuesto, bajita la mano, linchamientos políticos y advertencias de lo que le pasaría a México si los perredistas llegaran a gobernar en 2012.

Leo en Reforma que en lo que va de 2008 (hasta el 20 de junio) han muerto mil 751 personas a consecuencia de la lucha de Calderón contra la delincuencia organizada (los narcos en especial). El año pasado murieron, según la misma fuente, 2 mil 275. La Jornada del martes pasado reportó que en 48 horas fueron asesinadas 37 personas. Y así es todos los días, y los mismos que piden linchamientos por la muerte de 12 personas (incluidos policías) en un operativo policiaco en un antro sospechoso de vender alcohol a menores y también drogas ilícitas han callado o han felicitado a Calderón por su aventura contra el narcotráfico demandada por el gobierno de Washington.

El operativo de Calderón es, para sus voceros oficiales y oficiosos, un acto patriótico; el operativo de la policía del Distrito Federal fue casi un homicidio (homicidio imprudencial), una tragedia por la que tendrán que pagar (ya están pagando) los funcionarios policiacos responsables. No los exculpo, que quede claro, pero ¿quién está pagando y pagará por la muerte de cientos de civiles inocentes y de policías ejecutados por el avispero que ha estado removiendo Calderón?

No estoy insinuando que se deje al crimen organizado vía libre para que haga lo que quiera, pero, si hablamos de impericia en los operativos de un jefecillo policiaco en un antro del Distrito Federal y de castigarlo, ¿por qué no hablamos de la impericia del inquilino de Los Pinos en contra los traficantes de drogas ilícitas, y también se le exigen responsabilidades por la cantidad de muertos habida? ¿Por qué no legalizar las ahora ilícitas drogas y controlar su producción y venta, además de gravarlas fiscalmente? ¿Por qué no se atiende el problema de los consumidores de drogas en México? ¿No es curioso que se dediquen más espots gubernamentales y paragubernamentales a la adicción al tabaco que a las drogas ilícitas?

Lo de News Divine se está usando para desprestigiar al gobierno de Ebrard, para evitar que se proyecte políticamente hacia el futuro, para –de paso– recargar las baterías en contra de López Obrador por el hecho de que este personaje político lo apoyó para gobernar el Distrito Federal. Huele mal.

Sí, los policías cometieron errores imperdonables, pero no son los únicos. La inseguridad en el México de Calderón, provocada por las ansias de éste por quedar bien con Estados Unidos en el tema del narcotráfico, es mayor ahora que hace dos o seis años. He hablado con policías judiciales y también con algunos uniformados y me han confesado que nunca antes habían tenido miedo –sí, miedo– como ahora, pues son más vulnerables que los soldados en los afanes de vendetta del narcotráfico.

Hubo un error de estrategia de la policía en el antro, pero también hay un error de estrategia en la “guerra” contra el narcotráfico. Pero esto último ya no es noticia y ocupa sólo páginas interiores en los periódicos, en tanto que lo de News Divine sí lo es, así como su fácil focalización en contra de un político que, aunque no me simpatice, tiene tanto derecho como cualquiera a tener aspiraciones presidenciales.

+++++++++++




Salvador Allende el hurto y la memoria

Luis Hernández Navarro

Se la robaron. La efigie de Salvador Allende desapareció de su sitio, ciudad Sahagún, Hidalgo, en noviembre del año pasado. Del monumento que en su honor levantaron los obreros del Combinado Industrial Sahagún, el 26 de octubre de 1973, sólo queda una placa conmemorativa con la inscripción: “Inmolado por la causa de la justicia social”.

El durante años poderoso corredor fabril del altiplano de Hidalgo, símbolo de la voluntad nacional por forjar una industria propia, es hoy un cementerio industrial. En la zona, el recuerdo de Salvador Allende fue desapareciendo entre los obreros desempleados y sus familias. Sobreviven, sí, con el nombre del mandatario chileno, la escuela preparatoria ubicada en el Valle de Guadalupe y una colonia.

Varios barrios y poblados por todo México han sido bautizados como Salvador Allende. Hay localidades con ese nombre en Nacajuca, Tabasco; en Durango, Durango; en Temache, Veracruz; y en Ocosingo, Chiapas. En Memoria del fuego, Eduardo Galeano narra cómo una comunidad wixarrika se llamó a sí misma como el médico sudamericano, después de la lectura colectiva de un libro sobre su vida.

También se dio ese nombre a una calle en Torreón, Coahuila, y a otra de la colonia Rubén Jaramillo, en Morelos, a un auditorio en la Universidad de Guadalajara, a multitud de establecimientos educativos, casas de estudiantes, asociaciones civiles y culturales, e inclusive a la Cátedra Latinoamericana de Medicina Social.

Como hicieron diversos compositores en América Latina, el cantautor mexicano Óscar Chávez le escribió una canción que en una de sus estrofas dice: “Compañero Salvador/Allende el niño Allende el hombre/ tú regresarás en cada nombre/ de pena en pena en pena / de uno en uno en dos ha de vivir tu voz patria chilena”. Durante años, innumerables grupos de música folclórica interpretaron, en peñas y festivales, todo tipo de piezas dedicadas al mandatario caído.

Que Salvador Allende haya penetrado tan firmemente en la nomenclatura mexicana no es casual. Su influencia en la sociedad y la política mexicanas fue muy relevante. Se dejó sentir tanto en los más altos niveles del gobierno federal como en la Iglesia católica, en sindicatos, movimientos estudiantiles, partidos políticos y organizaciones armadas.

Cuando el presidente llegó de visita a México el 30 de noviembre de 1972 fue recibido por una efusiva cadena humana de cerca de 16 kilómetros, integrada lo mismo por personas que espontáneamente fueron a darle sus parabienes como por contingentes movilizados por las fuerzas vivas de la revolución. Durante su recorrido, del aeropuerto a la embajada de Chile en Lomas de Chapultepec, fue vitoreado.

Termómetro de la época, la revista Solidaridad, del Sindicato de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, dirigido por Rafael Galván, le dio la bienvenida en un editorial en el que equiparaba la situación que vivía México y Chile, como “puntos de concentración del proceso revolucionario latinoamericano”.

La visita de Allende a México fue utilizada por el gobierno de Luis Echeverría para tratar de conseguir la legitimidad que un amplio sector de la juventud, agraviada por la represión de 1968 y la matanza del 10 de junio, le negaba. El presidente chileno fue muy magnánimo con su anfitrión mexicano y le reconoció méritos revolucionarios, que para la izquierda nacional eran inexistentes. Jesús Reyes Heroles, entonces dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, lo recibió “con los brazos abiertos”.

El socialista chileno tenía una añeja y seria relación con intelectuales mexicanos y partidos de izquierda, incluido el Partido Comunista Mexicano. Sin embargo, el discurso que el 3 de diciembre de 1972 pronunció en la Universidad de Guadalajara, en el que llamó a los estudiantes a dejar de ser revoltosos y a ponerse a estudiar, cayó muy mal entre la juventud radicalizada que había dejado las aulas para luchar contra el gobierno en fábricas, ejidos y colonias populares. Muy intenso fue también el vínculo entre parte del clero progresista mexicano y el proceso revolucionario chileno. Sergio Méndez Arceo, obispo de Cuernavaca, fue el único pontífice de la Iglesia católica que participó en el primer Encuentro Americano de Cristianos por el Socialismo (CPS) que se efectuó en 1972 en Chile. Allí conoció a Allende. Al regreso de su viaje, un grupo de fanáticos le aventó pintura roja. CPS tuvo una gran influencia entre grupos de creyentes mexicanos que se involucraron activamente, desde distintas posiciones políticas, en proyectos emancipadores de izquierda.

Cuando el 11 de septiembre de 1973 se consumó el golpe de Estado contra Allende, las campanas de la catedral de Cuernavaca y de muchas otras iglesias repicaron a duelo. Brigadas de estudiantes de la Escuela de Antropología en la ciudad de México –y de diversas facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México– organizaron mítines en las zonas industriales para llamar a una huelga general en solidaridad con el mandatario derrocado. Los trabajadores, incrédulos, los miraban como locos. Por supuesto, no hubo paro alguno, pero sí una manifestación de protesta relativamente numerosa que recorrió las calles de la ciudad de México. El gobierno de Luis Echeverría rompió relaciones diplomáticas con los golpistas y acogió al exilio chileno.

Una parte de la izquierda mexicana ve en la actual experiencia chilena un ejemplo a seguir. Se ha vuelto admiradora del modelo de “socialismo neoliberal” que allí se practica, que tan poco tiene que ver con el programa de Salvador Allende y que tantas loas recibe de la derecha. Para ella, la figura del médico chileno que murió con las armas en la mano es incómoda. Le gustaría que se olvidara y, si no es posible hacerlo, al menos volverla light.

A 100 años de su natalicio es importante recordar y rendir homenaje “al hombre digno que no dudó a la hora de elegir entre la traición y la muerte”. En ciudad Sahagún ya se robaron su estatuilla. No permitamos que ahora hurten su memoria.

miércoles, junio 25, 2008

Ataca de nuevo síndrome Chimoltrufia al PAN








Tomados de La Jornada, Hernández, El Fisgón y Helguera y El Universal, Helioflores y Naranjo.

Resulta patético que los panistas recurran al teatro y al circo cuando se trata de argumentar a favor de las propuestas privatizadoras del pelele Felipe Calderón Hinojosa. Con manoteos y elevado volumen de la voz intentan opacar al adversario y contradecir sus objeciones.

No hay sesión alguna donde los panistas Juan José Rodríguez Prats y Rubén Camarillo dejen de gritar y gesticular tratando de ridiculizar las numerosas objeciones a las iniciativas del usurpador Calderón Hinojosa.

Rodríguez Prats desestima cualquier cosa. Desde el nacionalismo hasta la Constitución. Para él todo se resuelve con privatizar, pues el Estado no está para hacer negocios. Ayer por ejemplo escupió una más de sus sesudas intervenciones al decir que desde la década de los 70 la industria petrolera ha tenido como objetivo extraer la mayor cantidad posible de petróleo y venderlo a cualquier precio. Antes había dicho que el tema de ese día no era qué hacer con la renta petrolera, para hacer jugo de naranja, instruyó, primero debe haber naranjas y de eso se trata la reforma petrolera, no de qué hacer con la renta, es decir con el dinero que se obtenga de la venta del petróleo.

Para los adormilados podrán sonar “lógicas” sus esforzadas peroratas de abogado leguleyo. Pero como le contestó el perredista Juan Guerra: “antes de tener las naranjas, debo saber qué quiero hacer con ellas, jugo o qué. Ustedes no saben ni en que gastar el dinero, pues por ejemplo Enciclomedia se llevó miles de millones de pesos y no sirve”. Rolando Cordera Campos, profesor de Economía de la UNAM, le señaló que si en las iniciativas no estaba en qué se gastaría el dinero, entonces estaba muy mal. Y si de verdad era cierto que la política panista era sacar todo el petróleo que se pueda y venderlo a cualquier precio, pues habría que cambiarla, porque se trataba no de una política criminal, sino suicida. También se le recordó que el petróleo es un recurso finito, que se acabará.

Camarillo es otro que tiene el síntoma de la chimoltrufia –como casi todos los dirigentes y legisladores panistas- ya que como dice una cosa, dice otra. Para él se ha endiosado a la Constitución como algo intocable, pero que ha sido modificada cientos de veces, entonces ¿por qué no hacerlo ahora? También dice que se ha endiosado al petróleo y a Pemex, pero la verdad, la verdad –agrega- no es para tanto. Acto seguido hace un gran esfuerzo por entender qué le ven de bueno a la paraestatal. El que trabajó 20 años ahí no le encontró nada. Sin embargo, las reformas son urgentísimas porque de otra forma no habrá más petróleo, ni recursos, ni renta petrolera, ni desarrollo.

Cuando los panistas “justificaron” sus iniciativas privatizadores dijeron que el petróleo se acaba –y cada martes y jueves, lo repiten. No hay tiempo amenazan-, que hay reservas para unos cuantos años y que la creación de refinerías se tardará una década. También insisten en que la renta petrolera no se compartirá ni la paraestatal se privatizará. Agregan que el 40 por ciento del presupuesto federal viene del petróleo. Y luego dicen que el petróleo no es importante, que menos importante todavía es la refinación del mismo, y aún menos importante es en qué se gastará el dinero recibido por su venta.

¿Entonces, en que quedamos? Es importante porque ya se acaba, no lo es porque hay que sacarlo cuando antes y venderlo a como se pueda. Si representa el 40 por ciento del presupuesto federal o de plano se le está “endiosando” al darle tanta importancia. Por una vez pónganse de acuerdo o habrá que resucitar a Cantinflas para que sea el traductor del PAN y nos diga “lo que en realidad quiso decir es...”


El siguiente análisis fue tomado de la revista Proceso.



http://www.proceso.com.mx/






New’s Divine, criminalizar a los jóvenes

jenaro villamil

México, D.F., 24 de junio (apro).- “Órale cabrones, ¿querían desmadre? Van para afuera”. Así les gritaron los policías, reforzados por granaderos y camiones de la exRuta 100, a los jóvenes que alcanzaban a salir de la trampa mortal en la que se convirtió el New’s Divine la tarde del viernes 20 de junio. A golpes y con jaloneos los subieron a las unidades de transporte como si se tratara de una peligrosa banda de narcotraficantes.

El testimonio de Ingrid, una joven de 16 años, y de decenas más de asistentes, así como el video que ahora circula en Youtube con las imágenes de granaderos golpeando a los jóvenes que salían del antro cercado, son elementos que no dejan lugar a dudas: no fueron sólo “errores” o negligencia criminal en el operativo lo que provocaron la muerte de 12 personas --nueve jóvenes y tres agentes-- sino la brutalidad policiaca, la otra cara de la impunidad que ahora se enfrenta al espejo de sus consecuencias.

La tragedia del New’s Divine no es un hecho fortuito. Es el resultado de una visión prejuiciosa, de prefectura moralizante que ha dominado a los cuerpos policiacos capitalinos, quienes han confundido su función preventiva y de seguridad con una visión persecutoria, de “limpieza” generacional.

Las consecuencias están a la vista: después de más de 200 operativos para “cerrar antros”, lo sucedido en la delegación Gustavo A. Madero reclama una profunda revisión de la manera en que las autoridades capitalinas pretenden “poner orden” en la vida nocturna y en los sitios de reunión de los jóvenes.

No sólo eso. Revelan redes de corrupción en el seno de la delegación encabezada por Francisco Chiguil, una impericia imperdonable en la planeación anticipada del operativo, así como acciones inexplicables y criminales como las siguientes: dejarle el control del micrófono al dueño del sitio, en el momento de mayor asistencia; lanzar gas lacrimógeno al interior del lugar, según han confirmado distintos testimonios en manos de la Procuraduría capitalina; cerrar la puerta de salida de emergencia como si se tratara de convertir al New’s Divine en una cámara de gas.

El New’s Divine es la contracara de lo que sucedió en marzo de este año con los jóvenes “Emos”. La agresión que sufrieron los “Emos” en la Glorieta de Insurgentes –sitio de las nuevas tribus urbanas--, provocó una loable actuación de la policía capitalina para evitar una escalada de enfrentamientos entre “Emos”, “Punks”, “Skatos”, “Reaggetones” y otras bandas alimentadas por el odio inducido a través de Internet.

En estos sucesos, los cuerpos policiacos y de gobierno reaccionaron con actitud tolerante y preventiva. Ahí realizaron todo lo que olvidaron en el New’s Divine: hubo labor de inteligencia previa, de coordinación, de interlocución con los liderazgos naturales de los jóvenes y el uso mínimo de la fuerza para garantizar la convivencia de los grupos juveniles. El mismo Joel Ortega asumió una actitud tolerante con estas “tribus”.

¿Por qué si han demostrado que se puede lograr una labor de interlocución eficaz lanzaron sobre los jóvenes reunidos en el New’s Divine una carga de violencia y actitud criminal sin justificación?

Lo peor es que ahora los medios de comunicación se concentrarán en la ceremonia de inculpaciones y se olvidarán de los auténticos protagonistas de esta historia: las propias víctimas de la brutalidad policiaca. Ya el titular de la SSP, Joel Ortega, ante la Asamblea Legislativa capitalina, advirtió que su currículum lo protege de toda sospecha.

No sólo fueron lamentables sus palabras sino bastante soberbias. Y la soberbia, lo hemos visto muchas veces en los gobiernos capitalinos, son el primer escalón de un autoritarismo que desemboca en actos criminales como el del New’s Divine.

Comentarios: jenarovi@yahoo.com.mx