progressif

jueves, enero 17, 2008

En picada "popularidad" del pelele pese a millonario gasto en publicidad







Tomados de La Jornada, Helguera, El Fisgón, Hernández y Rocha y El Universal, Helioflores.


A más de un año de haber usurpado la presidencia de México, el pelele Felipe Calderón Hinojosa sigue a la baja. Por ello no es una casualidad que se retirara del cuadrante el programa radiofónico de Carmen Aristgui, o que se obstaculice la labor del semanario Proceso, o que se reserven los contratos de Pemex con empresas nacionales y extranjeras o que el novato y transa Juan Camilo Muriño llegue a la espuria Secretaría de Gobernación.

Tampoco lo es que hoy jueves los militares disfrazados de policías de la PFP y militares con su uniforme tradicional verde olivo intimidaran a cientos de personas aglutinadas en el Barzón que intentaron dar vía libre –no bloquear- la autopista México-Querétaro para difundir su desacuerdo con la entrada en vigor de la libre importación de granos.

Desde ayer el pelele y su camarilla de ignorantes, prepotentes y novatos hacen discursos de algo que desconocen y que además les tiene sin cuidado: la política. Están en esos puestos para robar. Sí, nada más para eso. Que al país y su gente se los lleve el diablo. Con tal de que ellos hagan gigantescas fortunas al amparo de la corrupción y la impunidad. De la misma forma en que el PRI lo hace y el PAN –con el traidor Vicente Fox Quesada a la cabeza- continúa haciéndolo.

Ayer se hablaba de la libertad de expresión y hoy se vuelve al viejo lema de campaña de “las manos limpias”.

"Hoy estamos poniéndole solución a las tres cosas, estamos encabezando un gobierno con honestidad, un gobierno de manos limpias, para trabajar en beneficio de la gente", dijo en el acto en el que estuvo acompañado por el gobernador Héctor Israel Ortiz.

En Tlaxcala criticó que en el pasado -¿también se refirió al sexenio del ladrón Fox Quesada?- no se invirtiera en infraestructura. Tal parece que todas las declaraciones van en el sentido de “obligar” a base de anuncios comerciales a que la gente crea las mentiras que dicen. Nada más que antes nadie conocía al usurpador, éste no se había robado la elección y tampoco había enseñado la manera en que robaría a los mexicanos. Ahora se sabe que sus parientes –igual que el salvaje de Guanajuato- y parientes de sus familiares y amigos hacen grandes negocios con el respaldo del gobierno federal. También se sabe que el objetivo de la pandilla que domina Los Pinos es vender el petróleo, los litorales y privatizar la energía eléctrica. Recordemos el cinismo al anunciarlo: privatizar Pemex para que sea más de los mexicanos.

Sus tácticas desde hace 14 meses no funcionan. Los sondeos –también “protegidos” por sendas reservas por tres y más años- demuestran que la “popularidad –comprada a base de spots- del pelele Calderón Hinojosa va en picada. Nada la detiene.

Y en un año particularmente clave –en 2009 se renueva la Cámara de Diputados- para imponer sus “reformas” en el ámbito laboral, judicial y energético, eso es una tragedia. Pensemos que para el año 2009 estará en la lona, con ello también su proyecto de robar a la nación y lo que sería peor, tal vez con una oposición no entreguista como el PRI, el PVEM, Panal y los Chuchos del PRD.

Los siguientes materiales dan cuenta de lo anterior.



http://www.milenio.com/mexico/milenio/nota.asp?id=585690



Desciende el Presidente en encuestas

••• El presidente Felipe Calderón está en pleno descenso en las encuestas, sobre todo respecto a su desempeño como mandatario, pues en el último mes cayó 20 puntos porcentuales.

Según la encuesta de GAUSSC, que dirige Manuel Rodríguez Woog, de diciembre de 2007 a enero de 2008, el jefe del Ejecutivo federal cayó de 61 por ciento de aprobación a su desempeño a 41 por ciento.

Además, 29 por ciento de los ciudadanos encuestados en este primer mes del año considera que el Presidente de México “no tiene las riendas del país”, mientras que hace apenas un mes 20 por ciento lo consideraba así.

En diciembre del año pasado, 45 por ciento de los encuestados consideraba que Calderón, a poco más de un año de haber asumido el cargo, tenía las riendas del país. Ahora, sólo 35 por ciento lo considera así.

La información, que se dio a conocer en el programa Desde las Cámaras, de Canal 40, reporta también que el porcentaje que desaprueba el desempeño del mandatario creció 7 por ciento.

En diciembre del año pasado fue de 20 por ciento y ya en este 2008 subió a 29 por ciento; es decir, aumentó 9 por ciento.

La última encuesta arroja que, en promedio, el Presidente obtiene una aprobación de 6.4 por ciento, lo que significa una disminución en comparación al 6.7 por ciento que obtuvo en diciembre pasado.

Aunque la calificación general a Calderón es aprobatoria, la encuesta refleja que un mayor número de gente considera que el mandatario no tiene las riendas del país y desaprueba su gestión. (México • Redacción)

Milenio Diario, México • Elba Mónica Bravo




++++++



http://www.proceso.com.mx




La banda Timbiriche


josé gil olmos

México, D.F., 16 de enero (apro).- Timbiriche es el nombre que se le ha puesto al equipo de Felipe Calderón, y quien lo bautizó de esa manera no podía haber tenido mejor tino. Desde que llegaron al poder parecen un club de amigos con juguete nuevo.

Es público que a los integrantes del círculo más cercano a Calderón los une la amistad antes que su trabajo y que se distinguen por su inexperiencia política y novatez.

El vocero presidencial Max Cortázar no terminó la preparatoria; el nuevo jefe de la Oficina de la Presidencia, César Nava, no ha tenido ningún cargo de gobierno, sólo partidista; Alejandra Sota, coordinadora de imagen presidencial, no ha pisado más que oficinas de su partido, y Juan Camilo Mouriño en su corta carrera sólo destaca su paso como diputado federal, sin que haya sobresalido en la tarea legislativa.

Quizá el que tiene mayor experiencia política sea Germán Martínez, quien ha tenido distintas tareas en el PAN, como representante en el IFE y como legislador. Aunque a nivel de gobierno tampoco ha tenido mucho trabajo, únicamente los meses que estuvo al frente de la Secretaría de la Función Pública donde no resolvió los casos más emblemáticos, como la corrupción en el gobierno de Fox.

La llegada de Mouriño a la Secretaría de Gobernación podría provocar más problemas para Calderón si tomamos en cuenta su inexperiencia como negociador, y el que desde ahora está más preocupado por su carrera política con miras a la elección presidencial del 2012 que por allanar el camino del gobierno federal ante decenas de problemas que ponen en peligro la gobernabilidad del país.

Quizá se podría pensar que es una ventaja que el equipo que gobierna el país sea joven, sin una historia política salpicada de corrupción. Pero qué virtudes políticas tienen personajes como Mouriño al que se le reconoce ampliamente sus ambiciones desmesuradas por el poder.

En el círculo cercano de los calderonistas, Mouriño destaca por su excesivo deseo de control. Cuando estaba en la oficina de la Presidencia de la República tenía tanto dominio que inclusive él firmaba los vales de gasolina de sus colaboradores.

Nacido en Madrid en 1971, nacionalizado mexicano a los 18 años, tras haber llegado con su familia a México a finales de los setenta, Mouriño comenzó su carrera política en Campeche, donde su padre es propietario de una red de más de 35 gasolineras del Grupo Energético del Sur, desde donde apoyó en 2000 la candidatura del expresidente Vicente Fox.

Su llegada a la Secretaría de Gobernación preocupa a las organizaciones sociales del país, pues según el Centro Nacional de Comunicación Social AC (Cencos), quizá una de los grupos civiles más antiguos en México, “se torna incierta la interlocución con los actores políticos del país, entre ellas las organizaciones civiles y sociales, línea que el gobierno de Felipe Calderón siguió a partir de la designación de Ramírez Acuña en el manejo de la política interna”.

Cencos da otra lectura a la llegada de Mouriño, y exterioriza la preocupación de que debido a su estrecha relación con empresarios españoles que tienen fuertes intereses económicos en nuestro país, existe el riesgo de que se le dé preferencia al capital ibérico por encima del nacional, en detrimento de la economía interno. Algo que por cierto ya está ocurriendo.

Pero más allá de esto, lo preocupante es que tomará las riendas de la secretaría que lleva el pulso de la vida nacional. Su ascendente carrera política le da poca experiencia para enfrentar problemas como la guerrilla o las negociaciones con gente como la líder magisterial Elba Esther Gordillo, que tiene un peso enorme en la política nacional.

Gobernar el país no es un juego infantil de timbiriche, como a veces parece que lo toman Calderón y sus muchachos. Tres mil ejecuciones en lo que va de la administración – la mitad de lo registrado en todo el gobierno de Fox--, movilizaciones campesinas sociales en puerta, bombazos de la guerrilla eperrista, negociaciones con los partidos, etcétera, es parte de la agenda que como secretario de Gobernación tendrá que atender Mortiño.

Habrá que ver cómo reacciona ante la posible acción de los grupos armados o frente a la explosión de conflictos sociales en varias partes del país. Hasta entonces sabremos de su capacidad, porque hasta ahora su gran virtud en su corta carrera política es el hecho de ser amigo de Felipe Calderón.

Y lo mismo ocurre con los demás integrantes de la banda Timbiriche.

Revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home