progressif

miércoles, diciembre 19, 2007

"Control" de precios, cortina de humo para privatización de Pemex y CFE







Tomados de La Jornada, El Fisgón, Hernández y Rocha y El Universal, Naranjo y Omar.


La crisis económica que sufren los trabajadores en el país tiene un respiro con la entrega de vales por parte del gobierno federal, del Distrito Federal y de algunas otras entidades. Se trata de un descanso, que equivale en muchos de los casos a más del doble del aguinaldo que reciben un número importante de burócratas. También es la oportunidad esperada por las tiendas de autoservicio y otras que tienen su vista puesta en los miles de millones de pesos que estos vales representan. Una forma más de acrecentar sus ganancias.

Sin embargo, se trata de un mero espejismo, pues si tomamos en cuenta que en un año el costo de la canasta básica se elevó 42 por ciento y que el incremento a los salarios, no sólo los mínimos –que están para llorar- sino los contractuales oscilarán entre un 3 y 6 por ciento, es decir casi 10 veces menos en promedio, los vales son un paliativo y no resuelven el problema de fondo.

Las alzas en puerta por el gasolinazo aprobado por el PRIAN y el incremento a la energía eléctrica obligó al gobierno usurpador del pelele Felipe Calderón Hinojosa a revivir la política de “pactos” de “estabilidad” económica. Es decir un control de precios. Y aunque sabemos por experiencia que nadie está obligado a seguirlos, los empresarios y comerciantes reciben apoyos fiscales. El mentado “pacto” durará apenas tres meses. A pesar de que el gobierno pirata negó que se regresó a los tiempos del priísta Miguel de la Madrid y a un control del mercado, la iniciativa privada se pronunció en contra pues va en sentido opuesto a la ruta de libre economía que ha seguido el país en las últimas décadas.

En pocas palabras, la bonanza económica que festeja el espurio Calderón Hinojosa es ficticia y con el famoso “pacto” se quiere paliar la ruda cuesta económica de los primeros tres meses del año, con el ánimo de que no haya protestas sociales en momentos en que según información generada fuera de México, en esos primeros meses del año se piensa aprobar la reforma energética –ya consensuada con el PRIAN y Chuchos del PRD- que entregaría la CFE y Pemex, a la iniciativa privada.

Dice Banamex que este es el momento adecuado y tal vez se refiera a lo antes descrito. Vales con un monto superior al aguinaldo que reciben la mayoría de los burócratas, “pacto de control” de precios y periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión.

Los siguientes párrafos de notas tomadas de diarios nacionales publicadas el día de hoy miércoles 19 de diciembre de 2007, ilustran lo antes expuesto.



Jorge Hernández, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), sostuvo que a cinco días de la celebración de Navidad y una semana del Año Nuevo, las solicitudes de paquetes turísticos se incrementa.

En entrevista, destacó que en la mayoría de los casos los mexicanos deciden de último momento pasar estas fechas fuera de su hogar, con los problemas que esto genera: no ir al destino que se tenía planeado, pagar precios más caros que si se reserva con dos o tres meses de anticipación.

Sin embargo, en estas vacaciones de invierno se calcula que 23 millones de mexicanos pernoctarán al menos una noche fuera de su hogar, lo que significa que 15% de las personas que vacacionaron en 2006 no lo harán en esta ocasión.

El Universal, 19 de diciembre de 2007.



EL IETU sí impactará en el precio final de la vivienda residencial durante 2008. Así lo afirmó Vicente Aliño, director general de la promotora inmobiliaria Grupo LAR.

“Este es un impuesto que grava el flujo de caja y obliga a la reinversión. Aún no estimamos su impacto, pero al igual que el IVA, será parte de la estructura de costos y lo repercutiremos al cliente final”, dijo en conferencia de prensa; sin embargo, declinó confirmar si habrá un aumento de precios generalizado a las casas que construyen en México.

Esta desarrolladora de capital español planea invertir durante 2008 aproximadamente 990 millones de dólares.

El Universal, 19 de diciembre de 2007.



El flujo de remesas que llegan al país está llegando a su límite, debido, entre otros factores, a los controles más estrictos en la frontera México-Estados Unidos, advierte el Banco Mundial (BM).

De acuerdo con el organismo internacional, el número de migrantes mexicanos que van hacia Estados Unidos “parece haber disminuido” por la mayor vigilancia en la frontera.

Con cifras del Departamento de Seguridad y de la Oficina de Censos de Estados Unidos, el BM expone que en el año 2000 el número de detenciones en la frontera norte alcanzó un millón 700 mil personas, cifra que cayó a 850 mil en 2007. Además, en 2000 en Estados Unidos había 9 mil agentes de la policía en la frontera, cifra que se elevó a 15 mil en 2007.

Las detenciones de migrantes a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México disminuyó casi 50%, con respecto al registro de 2000, lo cual indica una disminución del número de migrantes que intentan entrar a Estados Unidos sin la debida documentación.

El Universal, 19 de diciembre de 2007.



Información estadística de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reveló que de las 39 instituciones de crédito que participan en el mercado, únicamente seis concentraron 82.3 por ciento de los activos totales.

De igual forma, la cartera total en el sistema sumó un billón 613 mil 242 millones de pesos, y 85 por ciento del negocio bancario estuvo concentrado en BBVA Bancomer, Banamex, Santander, HSBC, Banorte y Scotiabank.

El Financiero, 19 de diciembre de 2007.



La falta de competencia en México ha evitado que se aproveche uno de los grandes beneficios que genera un tratado de libre comercio: la reducción de precios de bienes y servicios al nivel de sus socios comerciales, concluyó un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero los economistas asumieron que “la falta de competencia” entre los sectores económicos en México, ha sido el factor más determinante para mantener los precios altos, y que no puedan ser homogéneos a los que disfrutan en Estados Unidos y Canadá.

Entre los sectores económicos que se tomaron de muestra para el estudio se contaron al del maíz, la harina, el arroz, el azúcar, la electricidad, los servicios de telefonía y el sector del cemento. Entre varios de esto, se ha dicho en diversas ocasiones por diferentes organismo internacionales, que hace falta competencia para incentivar la calidad y reducir los precios al consumidor.

Estudios recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), han mostrado que los servicios de telefonía y electricidad en México, son de los más costosos entre los países miembros, en donde se incluye a Estados Unidos y Canadá. Este organismo ha confirmado que la falta de competencia es un factor determinante en este panorama.

Excélsior, 19 de diciembre de 2007.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home