progressif

lunes, mayo 28, 2012

... Y los jóvenes lo voltean a ver*





Tomados de La Jornada, Hernández y Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.



Rosalia Vergara


 “¿Qué propuesta tiene para los jóvenes?”, soltó el estudiante Miguel Torruco Garza a Andrés Manuel López Obrador el 23 de abril pasado en la Universidad Iberoamericana, en Santa Fe, al poniente de la Ciudad de México, cuando el candidato del Movimiento Ciudadano visitó la institución.

Carismático y deportista –es boxeador amateur–, Torruco Garza tiene 24 años, cursa una licenciatura en mercadotecnia y es uno de los miles de universitarios que manifiestan su apoyo al tabasqueño. Es hijo del empresario Miguel Torruco Marqués y hermano de María Elena Torruco Garza, la esposa de Carlos Slim Domit, hijo del empresario más rico del mundo.

En otra parte de la ciudad, Manuel Otero, un darketo de 30 años que tiene una maestría en historia y es académico en la Facultad de Economía de la UNAM, dice a la reportera que el próximo 1 de julio votará por segunda vez en su vida y lo hará por la izquierda. Junto a él, su compañero Gabriel Rosas pega carteles en los que exhorta a los grupos de Ciudad Universitaria a que se unan a la organización de Morena Jóvenes y Estudiantes (Morenaje).

“Es la hora de darle la oportunidad a la izquierda”, coinciden Otero y Rosas. Ambos forman parte de las Redes Universitarias de la UNAM y son promotores del voto a favor de López Obrador.

Y así como Miguel, Manuel y Gabriel, adolescentes como Christian Ramírez, del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y Antonio Antollini, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), también son partidarios de López Obrador; es, dicen, el aspirante presidencial con más edad y años de experiencia política.

“En todos los estados se están organizando comités a favor de AMLO en las universidades, que son muchas a lo largo del país –más de 600, incluyendo las privadas–. En la Ciudad de México las más conocidas son la UNAM, la UAM, el IPN, la Iberoamericana, la Anáhuac y el Tecnológico de Monterrey”, dice Torruco Gálvez a la reportera.

Miguel no tiene filiación política pero sí una cuenta de Twitter –@miketorruco–, desde la cual se comunica con los otros jóvenes que apoyan a López Obrador. Nació en 1988, el año de la “caída del sistema” que terminó por darle el triunfo a Carlos Salinas de Gortari, y se desempeña como jefe ejecutivo (CEO, Chief Executive Officer) de la firma Stallion Boeing Promotions, promotora de eventos boxísticos.

Dice que en 2006 hubo “un atraco electoral”, considera al tabasqueño un verdadero dirigente social y lo admira por haber recorrido los 2 mil 500 municipios del país.

–¿Por qué votar por AMLO? –le pregunta la reportera.

–Él es la única opción real de cambio verdadero, de un cambio que ayude a terminar con la simulación, la corrupción y la impunidad. Muchos jóvenes tenemos la convicción de que AMLO será el presidente que México requiere.

 ¡No están solos!
 

La movilización estudiantil a favor de López Obrador ha crecido en los últimos días. Algunos jóvenes incluso han ganado las calles en varias ciudades del país y aun del extranjero. A ellos se sumaron los rechazados de las universidades públicas.

Uno de los jóvenes entrevistados, Enrique Duarte, sostiene que las redes sociales son el mejor foro de expresión. “Ahí decimos lo que queremos, sin censuras”. Y refiere una anécdota: En 2006, dice, pedía a los conductores televisivos que difundieran los cientos de videos de urnas abiertas y de las bodegas donde estaban resguardadas.

Dos de ellos, Denise Maerker y Ciro Gómez Leyva, le contestaron: “Eso no tiene interés periodístico… Con las redes sociales el monopolio de la verdad y la noticia manejada por la televisión se terminó”, dice categórico.

–¿Por qué AMLO en lugar de Peña Nieto, por ejemplo?

–Muy sencillo: EPN representa más de lo mismo; él es el candidato perfecto para una sociedad apática, resignada a ver sólo la televisión.

Su compañero Chistian Ramírez, del Comité de Lucha Estudiantil del Politécnico-Comité Estudiantil en Defensa de la Educación Pública (CLEP-CEDEP), asegura que en el nivel medio superior también hay actividad en torno a López Obrador y el movimiento que lo impulsa.

“Nosotros organizamos (desde el IPN) los comités de Morenaje y nos encargamos de difundir las propuestas de educación que defiende AMLO. Es –dice– el único que ha dicho cómo resolverá las demandas históricas del movimiento estudiantil.

“Claro, también está la juventud que por ahora no estudia, pero que demanda más puestos de trabajo y salarios dignos, así como propuestas culturales, artísticas, de recreación. Todo esto es lo que, como jóvenes, estamos viendo en AMLO, por eso lo apoyamos.”

 Activismo cibernético

 Los integrantes del CLEP-CEDEP se sumaron a las movilizaciones de los últimos días para insistir en la importancia del voto juvenil a favor de AMLO.

El despertar juvenil –“La primavera mexicana”, como la llaman– en torno a López Obrador se disparó cuando al candidato priista Enrique Peña Nieto fue abucheado en la Universidad Iberoamericana.

Desde abril, cuando el tabasqueño visitó universidades privadas, empezando por la Anáhuac, la Iberoamericana y el Tecnológico de Monterrey, los estudiantes ya le decían “¡Presidente!… ¡Presidente!”.

El “activismo cibernético por la izquierda” comenzó en Twitter, Facebook y demás redes sociales. Ahí fueron subidos fotos y videos del candidato; se diseñaron pancartas pro López Obrador, y se abrió la página electrónica http://AMLO.sí/

Hasta el viernes 25, el portal tenía más de 57 mil seguidores en Facebook. En ese espacio se invita a los ciudadanos a votar por AMLO: “Andrés Manuel pertenece a la coalición PRD-PT y Movimiento Ciudadano, así que puedes marcar uno, dos o tres recuadros de la coalición. El voto se sumará una vez para cada candidato y contará una vez para cada partido que marques”.

En el portal aparece una fotografía que muestra paso a paso las siete formas de votar por el tabasqueño, así como su perfil, sus propuestas y la información relacionada con su campaña; también se incluyen videos de la manifestación mundial del domingo 20 convocada por simpatizantes de López Obrador vía Twitter.

El clímax se dio en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, al norte de la Ciudad de México, el lunes 21, cuando estudiantes de universidades públicas y privadas atiborraron ese espacio emblemático para exigir al tabasqueño que no les fallara y refrendarle que votarán por él el domingo 1 de julio. López Obrador se conmovió.

El miércoles 23, cientos de jóvenes volvieron a participar en la marcha #Yosoy132. Primero se concentraron en la Estela de Luz y luego caminaron durante dos horas y media hacia el Ángel de la Independencia y de ahí a las instalaciones de Televisa. Terminaron en el Zócalo, donde acordaron elaborar una propuesta por cada universidad para presentar a López Obrador un pliego petitorio después de los comicios.

Durante la marcha del miércoles 23 se repartió un volante titulado “¿Qué hacer después de la coyuntura electoral?”. Muestra el dibujo de un conejito de color morado emitiendo su voto el 1 de julio, esperando los resultados del proceso y pensando “…¿y si sí le ganamos al PRI? ¿Y si hacen fraude? Y después del 2 de julio, ¿qué sigue?”

Los universitarios convocaron a otra concentración masiva en el Zócalo para el martes 29 a la una de la tarde. Ahí, dicen, realizarán el Primer Foro de Discusión Política y Perspectivas de Lucha.

En el reverso del volante exponen: “Televisa, Milenio y el PRI despliegan una guerra psicológica centrada en las encuestas”; también aluden a The Rendon Group, una agencia internacional encargada de asesorar al consorcio de avenida Chapultepec y al partido de Peña Nieto para que, mediante encuestas, “distorsione la realidad” y de paso disuadir a los indecisos para que no sufraguen el día de los comicios.

El propósito de esa estrategia, según el volante, es preparar a la sociedad para “aceptar un posible fraude”. Por eso insisten los organizadores en instrumentar acciones informativas concretas en las redes sociales y en las calles, y reiteran:

“Lo que nos falta recuperar son las plazas, el metro, las bardas públicas. El paso siguiente es que nuestra actividad en las marchas también se exprese en cientos o miles de pequeñas brigadas organizadas y coordinadas entre sí, pues aún hay millones de personas que no utilizan redes sociales. Su única fuente de información es Televisa. Estas brigadas también podrían ser el eje de movilización contra un posible fraude electoral.”

Hoy, los integrantes del Morenaje utilizan al máximo las redes sociales para hacerse escuchar y organizar sus propuestas. En Facebook, por ejemplo, colocan fotografías y hacen comentarios a favor del candidato de la izquierda, quien en su cuenta @lopezobrador_ tiene 565 mil 171 seguidores. Además, 329 mil 749 personas aseguran que les gusta la página AMLO2012 en Facebook.

El muro de la Red Nacional de Jóvenes con Andrés Manuel López Obrador, en la misma red social, tiene 36 mil 807 seguidores y por lo menos 10 páginas creadas por sus seguidores.

El jueves 24, el tabasqueño celebró las manifestaciones pacíficas de los jóvenes y aclaró que no les pide su voto porque, dijo, “hay que garantizar que se expresen con libertad”.

De acuerdo con el estudio Mujeres y hombres en México 2011, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país hay 29.7 millones de jóvenes entre 15 y 29 años, muchos de los cuales votarán por primera vez, otros, los menos, por segunda o tercera. En el Distrito Federal la edad promedio es de 31 años y hay más adultos mayores de 60 años o más, según el análisis.

 *Tomado de la revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home