progressif

sábado, noviembre 17, 2007

Exito de Fraude: México 2006





Tomados de La Jornada, El Fisgón y Helguera y El Universal, Omar.

El estreno de la película de Luis Mandoki, Fraude: México 2006 es todo un éxito, sobre todo si se toma en cuenta que se trata de un documental al que no le dieron difusión en la inmensa mayoría de los medios electrónicos de comunicación.

Ayer fuimos a ver la cinta en la función de las 17: 25 en la sala 1 del Cinépolis de Plaza Universidad en el sur de la Ciudad de México y en el corazón de la delegación Benito Juárez dominada por los panistas. No hubo problema en la compra de los boletos y tampoco en la transmisión de la película.

La reacción del público fue en general diversa, desde los gritos de ¡es un honor estar con Obrador!, dentro y fuera de la sala, hasta –al amparo de la oscuridad- el “ya cállese señora”, con la respuesta de “no me callo Juan Carlos”. Y es que en cuanto aparecían las imágenes del corrupto Carlos Salinas de Gortari, o del traidor y ladrón Vicente Fox Quesada, del pelele Felipe Calderón Hinojosa, o de cualquiera de los que participaron en el fraude electoral de 2006, los gritos de “ratero”, “transa”, “muérete”, “corrupto”, “espurio”, etc., impedían escuchar el audio de la película.

En las escenas del plantón o del la reunión después de un año del fraude de la Convención Nacional Democrática (CND) los aplausos no se hacían esperar. No cabe duda de que la gente sigue indignada y muy enojada a casi año y medio de las elecciones federales de 2006, pues lo agravios en lugar de disminuir se ahondan. El filme es una recopilación ordenada de la falta de democracia –desde siempre- en el país y de la lucha de la ciudadanía consciente por lograr un cambio verdadero, donde no sean los poderosos de siempre los que decidan el futuro de millones de mexicanos, sino que los ciudadanos de a pie elijan su destino.

Al final la mayoría de los asistentes en una sala prácticamente llena aplaudimos. Muchos de los que asistan a ver la película tendrán la oportunidad de ver por primera vez, lo que la televisión, la radio y la prensa escrita les negaron. Que el fraude del año pasado fuera documentado y hecho película, y que la misma sea proyectada a nivel nacional es un logro de la ciudadanía. Esta vez no tuvimos que esperar seis u ocho años para tener las pruebas sobre el fraude. La próxima vez –2009 y 2012- no volverá a suceder lo mismo pues estaremos vigilantes de que cada voto sea contado. Cada vez hay más organización y más ciudadanos se unen en la búsqueda común de un mejor futuro para México y los mexicanos.



A continuación la siguiente información fue tomada del diario La Jornada.









En su estreno, el filme Fraude: México 2006 agota localidades



Ante la elevada asistencia, la cinta se cambiará a salas más grandes: Arreola

En Cinemex Parque Delta, así como en Cinépolis Diana y Universidad, la gente se manifestó en favor del documental y de López Obrador

En Cuicuilco suspenden función “porque se fue la luz”; no quisieron reanudarla

En Querétaro 100 personas exigieron exhibir el trabajo de Mandoki

Arturo Cruz Bárcenas, Juan J. Olivares y Mariana Chávez (Reporteros y corresponsal)



Algunos de los miles asistentes al primer día de exhibición del filme Foto: Francisco Olvera Ayer, fue un éxito en entrada el estreno nacional de la película Fraude. México 2006, de Luis Mandoki. Ciudadanos de varios estados se reunieron en complejos cinematográficos para invitar al “pueblo” a ver la cinta. Según reportes, en salas de Guadalajara y Monterrey hubo muy buenas entradas y los espacios fueron insuficientes.

En Querétaro, aproximadamente 100 personas se manifestaron a las afueras de Cinépolis para exigir que se exhiba el documental. En Cinemex Parque Delta, en el Distrito Federal, el boletaje se agotó. En Plaza Cuicuilco una de las funciones de la noche fue suspendida con el argumento de que se había ido la luz. Pese a la petición del público, se negaron a reanudarla.

Por medio de cartulinas, integrantes de redes ciudadanas invitaban a ver el documental, “para que tomen conciencia, para que sepan lo que realmente pasó”. En sus espaldas, varios llevaban pegado el cartel promocional y en algunas cartulinas se señalaba a Felipe Calderón como “el espurio”.

En el complejo eran unos 60, pero muy entusiastas. Personal de seguridad les pidió que se retiraran. En la entrada, los vigilantes insistían en que esa era un área privada. La cosa no pasó a mayores y fueron a comprar su boleto para ver Fraude: México 2006.

Mitin en la sala

Entraron a la sala. Ya adentro, al paso de la imágenes, reforzaron lo dicho y gritaron “¡espurio!”, o simplemente chiflaron. “¡Es un honor estar con Obrador!”, se repitió varias veces a lo largo de la función. La sala se convirtió en espacio para un mitin. Ante los gritos en las concentraciones del Zócalo, ellos coreaban.

No obstante, al final de la función, una ejecutiva del cine reclamó a quienes llevaban las cartulinas y les advirtió que pediría que se quitara la cinta, informó Arturo de Molina, de Resistencia Civil Creativa.

El productor de Fraude: México 2006, Federico Arreola, afirmó vía telefónica que debido a la demanda por llenos totales, los gerentes de varios de los complejos en los cuales se exhibe el filme han tenido que cambiarlo de sala, a unas más grandes. Solicitó “paciencia” a las personas de los estados de la República, como en Querétaro, donde protestaron porque la película no se había proyectado. La razón fue el número de copias, pues las proyecciones llegan una o dos semanas después. En esa entidad estará la semana próxima.

Jesús Castillo Sánchez, de profesión obrero, expresó: “En 2006 yo voté por el presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador. Creo que Mandoki es un cineasta que no sólo hace películas comerciales, sino que se ha preocupado por el cine social. Hay otra de él que ya vi, Voces inocentes, donde trata la problemática de la guerrilla en Centroamérica. Todo mi reconocimiento a Luis Mandoki, porque me abrió los ojos a un México más consciente.

“Hay gente que hoy es héroe y que en su momento fue criticada, como Hidalgo, Zapata o Villa. Los trataron como bandoleros, e igual López Obrador está encabezando un movimiento de millones de ciudadanos. Por primera vez tengo la oportunidad de manifestarme, por eso estoy aquí”.

Las televisoras nunca quisieron mostrar las pruebas

Rosa María Almanza Venegas, jubilada de la SEP, dijo: “En Televisa y Tv Azteca, los medios vendidos de la derecha, nunca quisieron mostrar estas pruebas. Por otro lado, a mí me gusta mucho el cine. Este es un documental y verlo se hace ligero porque está bien hecho. Yo creo que la gente del gobierno se hace de la vista gorda y van a acabar viendo esta película. Les causa ardor que el pueblo manifieste su descontento.”

Así, en las marquesinas, al lado de otras ofertas de la cartelera, como Leones por corderos, Malos hábitos, Hasta el viento tiene miedo, Hannibal, el origen del mal y La mujer de mis pesadillas, por fin se anuncia Fraude: México 2006. En el Delta, los boletos para la función de las 18:30 se agotaron.

En Querétaro, los inconformes firmaron una lista en la que realizaron la petición formal a la gerencia para que exhiba la cinta.

El trabajo de Luis Mandoki se exhibe en 236 salas cinematográficas del país.
++++++++++++++

Desfiladero

Jaime Avilés

jamastu@gmail.com


Peñitas

Calderón, culpable de la tragedia de Villahermosa

Un estudio técnico prueba que no fue accidental

Salas llenas en el estreno de la cinta de Mandoki



Protesta en Querétaro porque no llegó Fraude: México 2006 Foto: Demián Chávez Es cierto que el último fin de semana de octubre llovió duro en Tabasco. También es cierto que había luna llena. Y que por el derretimiento de los polos hay mucha más agua en estado líquido en la Tierra. Sin embargo, la verdadera causa de la inundación de Villahermosa es que la mañana del lunes 29 de octubre, a las 8 horas con 45 minutos, el “gobierno” de Felipe Calderón abrió las compuertas de la presa Peñitas para evitar que su cortina reventara, y que desde ese instante envió al río Carrizal 2 millones de litros por segundo a lo largo de tres días.

Si la aritmética no miente, 2 millones de litros por segundo suman 120 millones de litros por minuto, o 7.2 billones de litros por hora, es decir, 162.8 billones de litros por día. En otras palabras, el “gobierno” derramó sobre la capital de Tabasco 488.4 billones de litros para que el nivel de la presa Peñitas bajara de 90.1 metros de altura a 85, que es su rango normal.

La razón por la que el agua se elevó tres metros por encima del “nivel máximo operativo” (87 metros de altura) no fue la intensidad de la lluvia, ni el efecto de atracción de la luna llena y mucho menos la disolución de los hielos polares. No: el agua de Peñitas se acumuló así debido a la política del “gobierno” en materia de generación de energía eléctrica.

Peñitas no es un depósito de agua para fomentar actividades agrícolas en caso de sequía: no podría serlo de ninguna manera, ya que Tabasco posee las tres cuartas partes del agua dulce que hay en nuestro país. Por lo tanto, Peñitas cumple la sola función de almacenar agua para que ésta mueva un conjunto de turbinas que al rotar sobre su propio eje producen electricidad.

Así, la cantidad de electricidad que genera depende de la cantidad de agua que los operadores de la presa mueven a través de un complejo sistema de compuertas: a mayor producción de luz, más bajo será el volumen de líquido disponible.

El único motivo por el cual había tanta agua durante esos días críticos obedece al hecho de que el “gobierno” de Calderón mantuvo la orden de generar la menor energía posible, para que las empresas privadas que se dedican ilegalmente a la misma tarea produjeran más, se la vendieran al propio “gobierno” y de tal modo incrementaran sus ganancias particulares.

El lunes primero de octubre, cuando el nivel del agua en Peñitas era de 85 metros con 40 centímetros, la fricción de sus turbinas dio 3.03 gigavatios gracias al movimiento de 430 mil litros por segundo.

Del martes 2 al miércoles 10, la producción permaneció por debajo de tres gigavatios mientras el nivel del agua se elevaba a 85 metros con 50 centímetros y los operadores conservaban un promedio de 430 mil litros movidos por segundo. Pero el jueves 11, repentinamente, el nivel ascendió a 86 metros con 40 centímetros, llegando casi al tope de seguridad; no obstante, los operadores movieron sólo 455 mil litros por segundo para generar 3.21 gigavatios.

Poco a poco la situación se agravaba: el viernes 12, el nivel ascendió a 88 metros con 10 centímetros y la generación a 4.49 gigavatios con 636 mil litros movidos por segundo; estos índices prevalecieron el sábado 13 y el domingo 14, y gracias a ellos el agua bajó el lunes 15 a 87 metros con 70 centímetros y el martes 16 otro metro.

Entre el miércoles 17 y el martes 23, a un nivel promedio de 85 metros, la generación volvió a caer por debajo de 3 gigavatios con un volumen de 430 mil litros movidos por segundo. Pero el miércoles 24, el nivel saltó a 88 metros con 20 centímetros y el jueves 25 a 89 metros con 10 centímetros, en tanto la producción se elevaba apenas a 3.94 gigavatios y el volumen movido a 558 mil litros por segundo. De esta suerte, los días 26, 27 y 28, el nivel fue de 89, 88.6 y 88.1 metros de altura, con una producción promedio de 3.60 gigavatios y un volumen de 520 mil litros por segundo, pese a que las lluvias arreciaban hasta alcanzar la peor intensidad del año.

¿Por qué el “gobierno” no incrementó la producción como sí lo hizo en enero pasado, cuando el nivel subió a 89 metros con 98 centímetros y el volumen de agua movida fue de 910 mil litros por segundo, mismo que se mantuvo así, durante cuatro días, hasta que el nivel descendió a 85 metros? Esa es la pregunta clave que está obligado a responder Calderón. ¿Por qué, mientras caían las peores lluvias de 2007 en Tabasco y el nivel de la presa llegaba a 90 metros con 10 centímetros, por qué, en lugar de incrementar la producción, abrió las compuertas para derramar casi 500 billones de litros sobre Villahermosa?

Todos los datos expuestos en los párrafos anteriores forman parte de la denuncia penal que Andrés Manuel López Obrador presentó el pasado miércoles ante la Procuraduría General de la República contra Felipe Calderón y otros. En ese alegato demuestra que desde el último año del sexenio de Ernesto Zedillo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) redujo la generación de energía mientras favorecía, en proporción directa, el crecimiento de las empresas particulares en ese sector, como tras el punto y aparte se explica.

En 2000, los llamados Productores Independientes de Energía (PIES) generaron 1.21 teravatios por hora contra 190 de la CFE. Cuatro años después, ya proveían 45.7 contra 160, antes del estancamiento de 2005 en que se quedaron en 45.6, lo que forzó a la CFE a subir su aporte a 170 teravatios. Sin embargo, la comisión rectificó en 2006, contrayendo su oferta a 162, cuando los PIES volvieron a crecer a 59.4. Hasta el 31 de octubre de este año, los particulares iban en 52.1 contra 121 de la CFE, lo que habla de una privatización clandestina acelerada, que salió a flote tras la desgracia de Villahermosa.

No hace falta acudir a los archivos de las monumentales pifias cometidas por Calderón en su primer año al frente del Ejecutivo para darse cuenta de que la inundación criminal de Villahermosa es la peor de todas. Eso debe movernos a pensar que si los golpistas se atrevieron a esto, o no lo pudieron evitar por sus compromisos con las empresas particulares y por su visible ineptitud, el futuro puede ser mucho más peligroso de lo que suponíamos para todos los mexicanos. Quizá sea ya el momento de comprender que sólo removiendo a este “gobierno” incompetente, ilegal y asesino, el país podrá volver a sentirse un poco más seguro.

Pero mientras las vociferaciones calderónicas tratan de ocultar la responsabilidad del espurio en la tragedia de Villahermosa, periodistas de distintas regiones del país avisan que recibieron amenazas de quedarse sin empleo si tocan en sus espacios radiofónicos el tema de la película de Luis Mandoki sobre el fraude de 2006 que empezó a ser proyectada ayer en 230 cines.

Federico Arreola, productor de la cinta, dijo a Desfiladero que en su primer día la película tuvo un reporte de salas llenas en el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey y otras ciudades, en donde los exhibidores la pasarán desde hoy en locales con mayor cupo, en tanto en Querétaro hubo una protesta de espectadores indignados porque a esa plaza no llegó ni una copia debido a escasez presupuestal.
Con este triunfo sobre la censura y la hipocresía de los golpistas, el movimiento encabezado por López Obrador sostendrá una reunión de capital importancia, mañana a partir de las 10 de la mañana en el Zócalo, donde el “presidente legítimo” propondrá un plan de acción de cinco puntos para agudizar la lucha de resistencia contra Calderón.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home