progressif

domingo, febrero 03, 2008

Desplome mediático del pelele




Tomados de La Jornada, Hernández y El Universal, Boligán.


El gobierno usurpador del pelele Felipe Calderón Hinojosa gasta a manos llenas el dinero que los mexicanos pagamos en impuestos. De aquí tendríamos que quitar los nombres de las grandes familias de ricos, los grandes empresarios dueños de monopolios y oligopolios y todos aquellos que por influencias y poder no pagan impuestos.

Durante 2007 el espurio Calderón Hinojosa gastó casi 3 mil 500 millones de pesos en publicidad oficial para “vender” la imagen de legitimidad. Pero la realidad fue abrumadora y aplastante. Pese a todo ello perdió 11 puntos de aceptación. Según datos oficiosos –publicados por El Universal- pasó de 68 a 57 por ciento el número de personas que aprobaron su desgobierno.

El dinero gastado fue superior en 90 millones de pesos a la suma destinada para el mismo fin por el traidor y ladrón Vicente Fox Quesada en el último año de su sexenio. Como dato interesante recordemos que ese fue el año de las elecciones presidenciales y que el corrupto Fox Quesada aparecía en radio y televisión hasta en la sopa.

Si el pelele Calderón Hinojosa mantuvo es ritmo de gasto y presencia en los paleros medios electrónicos de comunicación, y aún así no pudo mantener su ficticia “popularidad”, imaginémonos que sería del pobre tipo sin tanta publicidad. Se encontraría justo en el lugar donde terminará: la cloaca de la historia.

Como medida desesperada el equipo del usurpador Calderón Hinojosa hizo saltar al ruedo a otros funcionarios del gabinete pirata, para ver si así la mala imagen del pelele se reparte entre todos y lograr al menos que la “popularidad” del espurio no se derrumbe hasta cero.

Es de esperarse que de nada sirvan esta medidas, pues en los próximos meses enfrentaremos situaciones difíciles, como la carestía de la vida, incrementos en alimentos y energéticos, nuevas leyes en el ámbito laboral y judicial, y la venta de Pemex y la CFE.

Estos agravios se sumarán a los que durante décadas nos viene haciendo el PRIAN, de ahí que el descontento y la inconformidad social se agudizarán. Todo ello sin contar la recesión cada vez más clara en Estados Unidos y sus funestas repercusiones en México.




En seguida una nota tomada del periódico La Jornada.










Avanza la idea de llevar hasta 49% del capital social de Pemex a bolsa

El Estado “renunciaría a las ganancias” y “sería una privatización doble”, señalan expertos

Democratizar la propiedad de la petrolera, argumento en el Senado para colocar acciones en el mercado bursátil

También se discute incorporar “prácticas corporativas” en la gestión

Israel Rodríguez J.

La colocación de una parte del capital social de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la bolsa de valores es una de las alternativas para abrir la participación privada en la empresa estatal, junto con la creación de un “directorado”, que introduzca “prácticas de gobierno corporativo”, de acuerdo con anteproyectos que son discutidos en la Comisión de Energía del Senado, en debates que hasta ahora no han sido públicos.

Información obtenida por La Jornada revela que entre las propuestas que serán llevadas a discusión por senadores de PRI y PAN como parte de la denominada reforma energética, se incluyen cambios en la legislación secundaria, principalmente en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en materia de petróleo; Ley de Obra Pública; Ley de Adquisiciones y Ley Orgánica de Pemex.

Al menos tres propuestas que se analizan en el Senado coinciden, por un lado, en privatizar una parte del capital social del organismo mediante una colocación en la bolsa, cuya proporción, todavía no definida, oscila entre 20 y –las más osadas– hasta 49 por ciento, y dar a los accionistas particulares un peso decisivo en la conducción de la empresa. Con esta medida de pulverización se espera “democratizar” el capital social de la petrolera.

Por otro lado, se propone dar autonomía presupuestal y de gestión a Pemex para que el consejo de administración –bajo dominio privado– defina rumbo y destino de la paraestatal.

Ganancias futuras

Fabio Barbosa, académico universitario y especialista en temas energéticos, comentó que la emisión de acciones vía mercado bursátil, significaría comprometer aún más las ganancias futuras de la empresa más importante de América Latina. “Significaría privatizar y pasar a las manos de los propietarios particulares de esas acciones las ganancias futuras que pudiera obtener la empresa.”

Se comprometerían aún más los recursos que generaría la empresa, pues se tienen comprometidos flujos de efectivo a futuro que ascienden a casi un billón de pesos, con el abultado endeudamiento con particulares al que se ha sometido la empresa con los proyectos de inversión financiada con impacto diferido en el gasto.

Agregó que “si colocaran vía bolsa un porcentaje de 20, 30 o 49 por ciento del capital social de Pemex también representaría que esas ganancias quedarían fuera del control del consejo de administración de la paraestatal y, por ende, del Estado”, advirtió.

Víctor Rodríguez Padilla, asesor en el Congreso alertó, que la emisión de acciones que permitieran a sus tenedores obtener beneficios de los rendimientos de Pemex sería equivalente a una doble privatización: la del capital social y la de la toma de decisiones, incluyendo las operativas, administrativas, organizativas, financieras, laborales y estratégicas.

Según algunos legisladores de PAN, PRI y sus aliados, quienes pretenden impulsar la inclusión de inversión privada en Pemex, bajo la bandera de “vamos a rescatar a Pemex y preservar la rectoría del Estado en el sector”, la estrategia consiste básicamente en 10 puntos de la llamada reforma energética, comentó Rodríguez Padilla.

Destacan la concesión y apertura de los oleoductos y poliductos; alianzas estratégicas o tecnológicas para la explotación petrolera en aguas profundas, en particular en el caso de los yacimientos transfronterizos.

Así como la bursatilización de Pemex mediante la apertura de una proporción –aún indefinida– del capital social de Pemex.

Además, cambio en la organización interna y en las facultades del consejo de administración y la reunificación de Pemex y la aplicación de las denominadas prácticas de gobierno corporativo con la inclusión de consejeros independientes en la firma.

Otro punto es la pretensión de transferir al sector privado la explotación de yacimientos marginales y pozos abandonados por Pemex, siguiendo el ejemplo de la apertura neoliberal en Venezuela, en la década de los 90.

También se pretende autorizar la figura de productores independientes de refinados y de petróleo crudo, que sería la versión petrolera de lo que hizo Carlos Salinas con la electricidad en 1992.

Además, se propone crear un “directorado” para administrar los contratos de riesgo. Rodríguez Padilla, doctorado en economía de la energía con mención honorífica en la Universidad de Grenoble, Francia, explicó, que la idea es crear una institución de mercado parecida a las existentes en Noruega, Brasil y Canadá. La función principal del “consejo de hidrocarburos” será administrar, a nombre del pueblo mexicano, la exploración y explotación del petróleo, el gas natural y los demás hidrocarburos por parte de empresas privadas, públicas o mixtas.

Luego de cuadricular el territorio nacional, asignará bloques resultantes al mejor postor, para que opere bajo un título de concesión o un contrato de riesgo.

Rodríguez afirmó que la estrategia del gobierno, del PAN y de legisladores del PRI para impulsar la reforma consiste, primero, en establecer un diagnóstico catastrofista, para luego proponer el “rescate”, que resolverá los problemas, sin costos para nadie y en beneficio de todos los mexicanos. En tercer lugar, se dirá que hay urgencia, que se debe actuar ya.

Se planea, anticipó, hacer pública la “reforma” cuando todo esté acordado entre Ejecutivo, PAN y PRI, además de limitar el debate al Congreso, para no dejar que la sociedad intervenga. “El Senado será la Cámara de origen y se pretende aprobar esta iniciativa en un proceso fast track, como se hizo con la Ley del ISSSTE”.

Indicó que esta estrategia se acompañará con una campaña mediática “mentirosa y descalificadora de quienes se opongan”. El gobierno, dijo, justificará la reforma por el aumento exorbitante de los pasivos laborales que mañosamente se han inflado desde finales de los 90 para llevar a los organismos a la quiebra contable. También se buscará dividir al PRD, que se opone a cualquier reforma, apoyándose en los detractores de Andrés Manuel López Obrador, “presidente del gobierno legítimo”.


+++++++





AN y PRI tienen lista la reforma para privatizar Pemex: AMLO


Sólo esperan el “ambiente favorable” para presentar la iniciativa ante el Congreso, advierte

La movilización popular comenzará el día en que la propuesta llegue a San Lázaro, anuncia

Revela que se reúnen ya empresarios y dueños de medios con los interesados en la apertura

Fabiola Martínez (Enviada)

Donato Guerra, Méx., 2 de febrero. Andrés Manuel López Obrador aseguró que PRI y PAN ya tienen lista la iniciativa de reforma al sector energético para presentarla en el actual periodo de sesiones, pero sólo esperan un “ambiente favorable” para hacerlo.

“Ante ello –advirtió–, nosotros también reforzaremos nuestro movimiento y no permitiremos ningún albazo legislativo.”

En gira por esta entidad, llamó de nuevo a la población para que acuda la tarde del próximo 18 de marzo al Zócalo de la ciudad de México, donde se realizará una asamblea informativa en la cual se definirán las acciones de resistencia civil en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Sin embargo, como lo ha hecho durante las recientes semanas, el “presidente legítimo de México” precisó que la movilización en todo el país arrancará en el momento mismo en que sea presentada ante el Congreso de la Unión una iniciativa de enmienda en los términos referidos.

López Obrador mencionó como promotores de la reforma energética a Felipe Calderón, Juan Camilo Mouriño (secretario de Gobernación), Jesús Reyes Heroles (director de Pemex) y a los legisladores priístas Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y Francisco Labastida, además del senador panista Santiago Creel.

Aseguró tener información de encuentros recientes entre empresarios y dueños de medios de comunicación con los principales interesados en que avance la apertura de Pemex al capital privado nacional y extranjero.

Respecto de las críticas que ha recibido en los medios de comunicación, e incluso en su partido –el PRD–, por haber emitido comentarios en torno a la reunión de Mouriño con la perredista Ruth Zavaleta (presidenta de la Cámara de Diputados), el político tabasqueño declaró: “Están en su derecho de seguir con su campaña de desprestigio, pero no les funciona. La prueba está en que todos los días se ocupan de nosotros. A estas alturas, después de tantos ataques, ya no existiríamos. Nos van a seguir haciendo lo que el viento a Juárez”.

El ex candidato presidencial calificó a Felipe Calderón de “espantapájaros”, “mentiroso” y “títere”, al que nadie hace caso respecto de sus previsiones, en particular en lo relativo a generación de empleos y crecimiento económico.

López Obrador recorre, desde el jueves pasado, el poniente de la entidad, colindante con Michoacán, zona de municipios de población mazahua, algunos gobernados por PRI, PRD y PAN.

En San José del Rincón explicó a sus simpatizantes, reunidos en la plaza central, el origen del PAN, en 1939, justo un año después de la expropiación petrolera, concretada por el presidente Lázaro Cárdenas.

“Me llama mucho la atención –dijo– que en este municipio, con tanta pobreza, gobierne el PAN. Pero la culpa no es de la gente; es de nosotros, que no la hemos orientado”.

El “presidente legítimo de México” está cerca de concluir su recorrido por los 125 municipios del estado de México, visitas que no han escapado a los efectos de la coyuntura de sucesos a escala nacional y de las contiendas internas en el PRD.

En esta entidad, una de las más importantes del país por el número de electores y militantes del sol azteca, la dirigencia estatal asegura que Luis Sánchez, aspirante a dirigir el partido, cuenta con el apoyo de las tres principales fuerzas del perredismo mexiquense: Movidig, del senador Héctor Bautista; Nueva Izquierda, liderada aquí por el ex diputado Javier Salinas, y el Grupo de Acción Política (GAP), del ahora diputado local Higinio Martínez.

Estas corrientes y grupos apoyan la candidatura de Jesús Ortega a la presidencia nacional del PRD, pero a nivel local algunos han acompañado a López Obrador en su gira.

De igual forma, en algunos municipios visitados este sábado, como Villa de Allende o Ixtapan del Oro, fue evidente la poca presencia del perredismo en los mítines del ex candidato presidencial; incluso pobladores de Ixtapan del Oro dijeron que el alcalde Benigno Arroyo, quien llegó al cargo abanderado por el PRD, “está más preocupado en atender sus asuntos con la Iglesia” que en apoyar las acciones de su partido.

Sin embargo, en otros municipios (Donato Guerra, Amanalco y Valle de Bravo) fue entusiasta la participación de los simpatizantes de López Obrador, aun cuando en el Día de la Candelaria debieron dividir su tiempo entre acudir a escuchar el mensaje del político tabasqueño y en colmar sus parroquias para la tradicional bendición de los niños Dios.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home