progressif

jueves, noviembre 22, 2007

Mentiras como dogma y lineamiento de los poderes fácticos






Tomados de La Jornada, Helguera, Hernández, Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.


Las mentiras no son nada nuevo en la derecha. Se ufanan de ser, honestos, con rectitud moral e incorruptibles. Pero la realidad es todo lo contrario, son sus propias palabras las que los delatan y retratan de cuerpo entero.

Después de la provocación del pasado domingo y la agresión en contra de decenas de miles de católicos que se manifestaban de manera pacífica en contra del fraude electoral de 2006, de la carestía ocasionada por el pelele Felipe Calderón Hinojosa y en contra de los planes del PRIAN –y chiquillada que lo acompaña, junto con la “moderna” Nueva (Der) Izquierda del PRD- de privatizar la explotación y producción de energéticos, el alto clero católico muestra sus dos caras.

Por un lado fue a presentar una denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, que ya se deslindó y aseguró que no tienen vela en el entierro pues los “daños” al recinto son competencia de la PGR por tratarse de un inmueble catalogado como federal, y a exigir las garantías respectivas al gobierno del Distrito Federal. Pero por el otro se niega a abrir las puertas de esa iglesia con el pretexto de que no hay garantías. Sin embargo, con dinero de los contribuyentes de la Ciudad de México se implementará un dispositivo de vigilancia que incluye la colocación de 30 cámaras de video y la vigilancia policiaca.

Pero como el cardenal Norberto Rivera Carrera continuó desde el Vaticano con la guerra de descalificaciones y mentiras, los encargados de la Catedral decidieron darle más largas para seguir lucrando políticamente pese a violar en código canónico al cerrar sin justificación el templo y con ello perjudicar a los católicos que quieren practicar su religión en plena libertad.

En ese mismo tono Rivera Carrera concedió una entrevista a modo para un frívolo programa que se transmite los miércoles en TV Azteca. Ahí volvió a mentir con total descaro al decir que lo habían acusado falsamente de proteger a pederastas y que fue hasta que re realizó un juicio y se determinó que era inocente que la verdad salió a la luz. Es más –aseguró- al sacerdote que supuestamente violó a un niño ni siquiera se le ha comprobado a pesar de que la denuncia se hizo hace años en México.

Por principio de cuentas no se le enjuició en Estados Unidos precisamente porque un juez de Los Angeles consideró que no tenía jurisdicción para hacerlo ya que los hechos habían sucedido en México y aquí es donde debería ser procesado. Segundo el sacerdote Nicolás Aguilar tiene una orden de aprehensión desde hace nueve años, que las autoridades no han cumplido en franca complicidad con el alto clero. Rivera Carrera lo sabe –sus abogados lo han reconocido- pero miente con la impunidad que le da estar en un programa televisivo, que ni por asomo le hará una pregunta incómoda. Por cierto la entrevista fue grabada el pasado seis de noviembre y fue transmitida justo ahora.

Otro amigo del cardenal Rivera Carrera y del “invitado especial Don Carlos Salinas de Gortari” –como lo nombró el purpurado y se ve claramente en el documental “Fraude: México 2006”- que también es un mentiroso crónico, salió con otra de sus ocurrencias. El traidor y ladrón Vicente Fox Quesada se la ha pasado diciendo que la “investigación” de la Cámara de Diputados en su contra y la denuncia presentada por el senador del PRD Ricardo Monrreal son una pérdida de tiempo, que él tiene cosas más importantes que hacer y que no dedicará más tiempo al asunto.

Pero en concreto declaró en España que los genocidas George W. Bush y Collin Powell son sus testigos de que no hubo enriquecimiento ilícito en su desgobierno. A buenos testigos se encomienda, los dos en la lona de la popularidad en su país y con su credibilidad por los suelos, ahora que cada vez más ciudadanos estadunidenses están seguros –según las últimas encuestas- que fueron engañados por este par de malandrines.

La revista on-line Reporte Indigo en su número 59 indica que la semana pasada en un viaje relámpago el Salvaje de Guanajuato –apodado así por Abraham Zabludosky- se reunió con el capo Diego Fernández de Cevallos para que lo asesorara sobre las acusaciones que pesan sobre él y su incómoda familia. Tan “despreocupado del asunto está” que ni siquiera quiso ver a su nieto y reunirse con su familia.

Pese a todo el periódico La Jornada tendrá acceso a dos averiguaciones previas que realizó la PGR contra el corrupto Fox Quesada en las que decidió no ejercer ninguna acción penal durante el sexenio pasado. Por órdenes del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) tendrá que entregar un versión “pública” al reportero de ese rotativo. La PGR pretendía esconder la información por 12 años al clasificarla como reservada por seguridad nacional.

No pasa un día en que no se “descubra” otra de las corrupciones de quien sigue diciendo –en el extranjero, claro- que puede pasearse tranquilamente en México y ver de cara a los mexicanos pues no se robó nada. Ahora hasta los genocidas gringos son sus testigos de “honor”. Vaya con esos testigos de descargo, ni falta que hagan los testigos de cargo.



La siguiente información fue tomada del diario La Jornada.









Pide la SCT endurecer sanciones para inhibir violaciones a la ley de radio y tv



Las multas para los permisionarios no son lo suficientemente altas, señala

Senadores demandan al subsecretario Del Villar reglas claras para otorgar concesiones

Plantean la necesidad de proteger a pequeños propietarios ante embate de grandes cadenas



Andrea Becerril

El subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Rafael del Villar, planteó ayer al grupo plural que elabora la legislación sobre medios electrónicos la necesidad de crear un marco jurídico con sanciones reales para las televisoras, estaciones de radio y empresas de telecomunicaciones, ya que los montos actuales “no son suficientemente altos para inhibir la realización de conductas contrarias a la ley”.

Durante la reunión, los senadores demandaron al funcionario reglas claras para la entrega de concesiones el próximo año, sobre todo en el caso de las más de 750 estaciones de radio de amplitud modulada, con el propósito de que pequeños empresarios que han dedicado toda su vida a la radiodifusión no sean desplazados por las grandes cadenas. En el avance hacia la digitalización no podrán competir “con un señor como Olegario Vázquez Raña, dueño de hospitales, un periódico y una televisora”, advirtió el priísta Ángel Aguirre Rivero.

El legislador insistió y pidió al subsecretario Del Villar y a los demás funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT) no permitir que se acaparen frecuencias y proteger “a los verdaderos concesionarios, que son los primeros que deben ser considerados”.

Alertó también sobre “la piratería” que se da en la radiodifusión, toda vez que las concesiones de radio se otorgan a empresarios que luego las venden en 500 mil o hasta un millón de dólares a personas que no tienen conocimiento de la industria.

Tanto el subsecretario Del Villar como Gonzalo Martínez Pous, también funcionario de la dependencia, hicieron notar que el espectro radioeléctrico es limitado y sólo podrá dar concesiones a las más de 750 estaciones de amplitud modulada, pero se trabaja en alternativas para que puedan avanzar a la digitalización.

Durante el encuentro, el subsecretario Del Villar insistió en que uno de los temas relevantes tanto en la Ley Federal de Radio y Televisión como en la Federal de Telecomunicaciones es el de las sanciones. Éstas, dijo, no son lo suficientemente “altas” para que permitan “desincentivar” las conductas que se quiere evitar.

Ello debido, advirtió, a que en ocasiones el beneficio económico que obtienen los concesionarios de radio, televisión y telecomunicaciones al violentar una disposición legal “es superior a la sanción”.

Hizo notar que al estar dividido el procedimiento para imponer sanciones entre la SCT y la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofeco), los procedimientos para sancionar pierden efectividad.

Del Villar planteó, asimismo, que la nueva legislación, que habrá de sustituir a la llamada ley Televisa, debe eliminar la doble ventanilla, definir con claridad las atribuciones de las autoridades y fomentar la sana competencia.

Altas tarifas de Telmex

Por lo que se refiere a la Ley Federal de Telecomunicaciones, uno de los aspectos más relevantes, sostuvo, es la interconexión, que es “condición para una sana competencia en el sector”. Durante la sesión de preguntas y respuestas, consideró que es normal la resistencia de Teléfonos de México a compartir sus redes, pero confió en que el asunto se resuelva.

Ante la inquietud de los senadores Pablo Gómez, del PRD, y Ángel Aguirre, del PRI, por las altas tarifas telefónicas, Del Villar señaló que la competencia permitirá mejorar la calidad del servicio y los costos al usuario.
En entrevista final, Del Villar sostuvo que las tarifas en Telmex no pueden bajar por decreto. Respecto de la posibilidad de que se abra la licitación a una tercera cadena de televisión, comentó que es un asunto “muy complicado”, que depende además de la decisión del Ejecutivo federal.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home