progressif

miércoles, junio 17, 2009

Elba Esther, la Tía Gamboín de Televisa*












Tomados de La Jornada, Hernández, Helguera, El Fisgón y Rocha y El Universal, Naranjo.



JENARO VILLAMIL

MEXICO, D.F., 16 de junio (apro).- Con despliegue inusitado, digno de los mejores
tiempos de infomercial político, la presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo, y el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, anunciaron ayer un convenio para transmitir 51 emisiones sabatinas del programa Todo el mundo cree que sabe, financiado con recursos públicos, derivados de 200 millones de pesos de fondos que la SEP le autorizó al organismo sindical.

La idea no es ninguna innovación. Es una copia del formato del programa ¿Eres más listo que un alumno de quinto grado?, creado en Estados Unidos por Mark Brunett. Se trata de un reality de concursos de conocimiento para niños de educación básica. Pretende cumplir con los acuerdos de la Alianza por la Calidad de la Educación, según ambas partes.

Lo innovador, en todo caso, es la transformación de una cacique sindical en una especie de Tía Gamboín, la imagen amable que durante décadas se convirtió, de lunes a viernes, a las 5 de la tarde, en el animador de todos los "sobrinos" que sintonizaban el Canal 5 de Televisa.

Con toda seguridad, el locutor yucateco Ramiro Gamboa, nombre original del Tío Gamboín, se dio vueltas en su tumba cuando observó que Elba Esther Gordillo emulaba a él y al Panzón Panseco, su pareja inseparable en la radio, para transformarse en la pretendida instructora de la infancia que lucha por el conocimiento. Y ni qué decir de Emilio Azcárraga Jean que encontró en Gordillo a una nueva socia para resarcir algunos millones perdidos ante la prohibición de compra de tiempo-aire para publicidad político-electoral.

"Es un gusto poder decir, a nombre de todos los maestros del país, que esta gran empresa, Televisa, da una muestra única, creo en toda América Latina, de demostrar que se puede uno divertir educando", dijo la profesora en la transmisión de ayer para presentar la serie.

Azcárraga Jean llenó de elogios a su nueva socia y Tía Gamboín porque seguramente el interés mutuo de Televisa y del gordillismo va mucho más allá de la pretensión de "educar divirtiendo". La complejidad de intereses de uno y de otro no se queda en las aulas ni en las pantallas. Se entretejen en la promoción del nuevo partido paraestatal del calderonismo (el Panal) y en la opacidad en que se manejan los recursos públicos que animarán esta "aventura del conocimiento".

El mutuo acuerdo tiene varias aristas que no están completamente aclaradas:

1.- ¿Ante quién va a rendir cuentas el SNTE por los recursos destinados a estas primeras 51 emisiones?

2.- ¿Por qué se decidió firmar el contrato con Televisa, menospreciando al sistema Telesecundaria y también a canales públicos, como Canal Once y Canal 22? Tan sólo el costo de estas emisiones rebasa el presupuesto de la estación del Instituto Politécnico Nacional (cerca de 200 millones de pesos).

3.- ¿Por qué el silencio de la SEP ante este anuncio? ¿A partir de ahora, en lugar de contratar a pedagogos, se deberán copiar los formatos del reality show y del reality de concursos para promover la Alianza por la Calidad de la Educación?

4.- ¿Se convertirá, acaso, la señora Gordillo en la nueva broker o intermediaria de favores políticos de Televisa?

Si es así, pobre Tío Gamboín. ¡Cuánto extrañaremos sus sacos de colores chillones en la pantalla que no le costaban al erario!

jenarovi@yahoo.com.mx

*Tomado de la revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home