progressif

viernes, noviembre 18, 2011

La bruma*






Tomados de La Jornada, Helguera, El Fisgón y Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.


Luis Javier Garrido
¿A dónde va México, adonde el pueblo lo reclama para salir del proceso de degradación al que lo han llevado quienes gobiernan, o a proseguir hundido en el actual escenario de desastre?

1. El fin anticipado del sexenio de la ultraderecha panista está marcado por una serie de fracasos personales de Felipe Calderón, que lo sitúan ante la disyuntiva de a) seguir “gobernando”, como ha hecho en estos cinco años –violentando los derechos de los mexicanos y haciendo trizas lo que queda de la institucionalidad–, o b) rectificar y aceptar que los mexicanos no aceptan la imposición de nuevas contrarreformas ni las manipulaciones con las que las fuerzas de la derecha manchan desde ahora el proceso electoral y reclaman su derecho a decidir en 2012 el gobierno que quieren. Y los signos son en el sentido de que el grupo de Los Pinos va a seguir con sinrazón y por la fuerza tratando de imponer su voluntad.

2. El quinto año de la segunda administración panista termina en una debacle en todos los órdenes para Calderón, el PAN y el Yunque, que los medios buscan ocultar, y de la que no parecen conscientes. El miércoles 9, Human Rights Watch dio a conocer su Informe sobre México, condenando al gobierno por su violación sistemática a los derechos humanos con su “guerra contra el narco” y le demandó respetar la Constitución. El viernes 11, tras de que el titular de Gobernación, Francisco Blake, pereció trágicamente al desplomarse su helicóptero, el gobierno se enredó en explicaciones absurdas evidenciando desconocer el origen del siniestro y alentando especulaciones sobre un posible atentado. El domingo 13 quedó sellado el fracaso de Calderón en su tentativa de imponer por medios ilegales a su hermana Cocoa en la gubernatura de Michoacán. El martes 15 se hizo oficial que Andrés Manuel López Obrador será el candidato presidencial de las fuerzas progresistas en 2012, a pesar de la campaña oficial tratando de imponer a Marcelo Ebrard, candidato a modo para el poder. Y el miércoles 16, el tribunal electoral rechazó el dedazo impuesto por Calderón al PAN a fin de poder designar a una serie de candidatos blanquiazules en 2012.

3. La reacción de Los Pinos ante los acontecimientos es de absoluta irracionalidad, y Calderón se encargó el miércoles 16 de exigir al Congreso que le apruebe las contrarreformas de corte neoliberal que ofreció a las fuerzas trasnacionales y que buscan el desmantelamiento de la nación (entre ellas, la contrarreforma neoliberal y la aprobación de una “Ley de asociaciones público-privadas”) y amenazó con profundizar sus políticas de violencia militar en los meses que le restan, lo que ha abierto conjeturas incluyendo la posibilidad de que la ultraderecha en el poder violente el proceso de 2012.

4. La muerte de Blake Mora, cuyo helicóptero cayó en circunstancias inexplicables la mañana del día 11 cerca de Ayotzingo (estado de México), con varios de sus colaboradores, fue enfrentada desde Los Pinos al igual que la de su predecesor Juan Camilo Mouriño, tres años atrás, con una actitud defensiva, que mostró un gobierno apanicado de que se interpretase que el funcionario había sido ultimado en el contexto de la “guerra contra el narco” por una fuerza más poderosa que el gobierno, y si aquella se atribuyó en 2008 a “una turbulencia”, ésta se debió a “una nubosidad” inherente a la bruma permanente del lugar, sostuvo Dionisio Pérez Jácome Jr. (titular de Comunicaciones), en por lo menos cinco conferencias de prensa, lo que no aclara nada.


5. Un gobierno que no fue electo por los mexicanos y que ha actuado en la nubosidad de la ilegalidad a lo largo de cinco años, entregando el control del país a agencias estadunidenses, subastando recursos estratégicos a las multinacionales a las que se halla asociado, cancelando los derechos del pueblo al que ha amedrentado con las fuerzas armadas, fortaleciendo con recursos del Estado el poderío financiero y material del clero católico y enriqueciendo con negocios turbios a una mafia de allegados impunes, muy difícilmente podría actuar de otra manera en los meses que le quedan por los intereses que representa.

6. Las interpretaciones sobre lo que acontece se han multiplicado en estos años, y existe consenso creciente sobre el hecho de que al seguir instrucciones de Washington y desatar una violencia irracional para poder entregar el control del país a agencias estadunidenses y profundizar el modelo neoliberal que permite a las multinacionales adueñarse de los recursos básicos de México, el gobierno de Calderón buscó enquistarse en el poder, otras interpretaciones ponen el acento en los rasgos sicológicos de quienes gobiernan. Así han aparecido libros que alertan sobre el perfil sicológico de Calderón y su vocación mesiánica de enfrentar al mal que para él se halla en la izquierda, en el PRI y en todas las fuerzas ajenas al PAN y al Yunque, lo que abriría nuevos riesgos al país en 2012.

7. La reacción oficial tras las elecciones de Michoacán, en las que Calderón no pudo impunemente imponer a su hermana la Cocoa, a pesar de utilizar de manera ilegal los recursos logísticos, materiales, económicos y mediáticos del Estado para violentar la voluntad popular, es un indicador de ese desfase de la realidad que tienen los gobernantes blanquiazules y de sus desviaciones emocionales que los llevan a afirmaciones más irresponsables: fue el crimen organizado, repiten en abierto berrinche los voceros del calderonismo, el que impidió que la hermana del Ejecutivo de facto no pudiera llegar a la silla de gobernadora.

8. México se halla ante la posibilidad de un debate abierto en 2012 sobre el país que queremos para remontar el proceso de degradación. Enrique Peña Nieto, casi seguro abanderado del PRI, debe proponer el proyecto neoliberal que busca encabezar en esta etapa y debe ser confrontado con el proyecto alternativo que propone para el futuro López Obrador, candidato de las fuerzas electorales de izquierda. Mal haría el gobierno de ultraderecha, que no parece tener candidato ni proyecto, al tratar de impedir a los mexicanos que decidan en libertad y tratar de entorpecer el proceso electoral, ya de suyo deficiente, con nuevos actos de violencia.

9. Al ser entrevistado AMLO por Joaquín López Dóriga durante 13 minutos, tras recordar el papel de Televisa en los últimos cinco años, cerrándole el acceso a él y al movimiento que representa y tratando de imponer la candidatura de Peña Nieto, hizo votos por que esta situación se rectifique y los medios actúen en el futuro en este proceso con responsabilidad y apego a la ley, pero sobre todo con la convicción de que los mexicanos tienen el derecho a decidir.

10. Mal haría por la gravedad de la situación actual el gobierno al empecinarse en seguir actuando de manera atrabiliaria y sin escuchar el clamor de “¡Ya basta!” que le espetan los mexicanos demandando que impere en México la razón frente a la violencia de la ultraderecha, y que pueda haber, con vistas a 2012, una libre discusión de las ideas.

*Tomado de La Jornada.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home