progressif

sábado, noviembre 12, 2011

Desfiladero*


Tomado de la Jornada, El Fisgón.


∙ Blake: mensajes del 11/11/11

Jaime Avilés
Si Jesucristo hubiera sido asesinado en México, dicen los sabios del Caribe, la policía seguiría investigando el caso sin descubrir todavía a los culpables. Por lo tanto, nunca sabremos por qué se estrelló en Chalco, ayer en la mañana, el helicóptero que llevaba al secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, de Los Pinos a Cuernavaca.

La nave no estalló en el aire. De eso no hay duda: en las fotos se ve partida en dos, a causa del golpe que recibió al chocar contra el suelo mexiquense. Si la hubiera destruido una bomba, habría quedado hecha confeti. Pero eso es todo lo que tenemos en términos de datos duros.

Según la televisión (la menos confiable de todas las fuentes informativas), en Chalco, un campesino dijo que vio pasar un aparato de características similares, que de repente dio un giro “brusco” y desapareció del cielo. Este es el único indicio del que podemos desprender conjeturas.

Al margen del testimonio del campesino –que no está confirmado–, sólo cabe especular, antes de que los manipuladores de la opinión pública vengan a imponernos sus hipótesis a la medida de sus intereses políticos e ideológicos. Como ayer fue el esperado 11/11/11, hubo quienes a botepronto imaginaron un atentado de Al-Qaeda, que suele irrumpir en la escena pública (por lo general, de acuerdo con la CIA) en días marcados precisamente con el número 11, para provocar grandes convulsiones en el plano internacional.

PRD=RIP

Un partido que no puede garantizar su propia legalidad interna carece por completo de autoridad moral para gobernar un país. El PRD no pudo renovar sus órganos de dirección interna sin protagonizar un nuevo escándalo, ni mucho menos ocultar el estado de putrefacción en que se encuentra. Es un cadáver que, para decirlo con César Vallejo, sigue muriendo. Y como el barco se hunde, anteayer, 300 mil perredistas del estado de México, encabezados por Higinio Martínez, renunciaron a su militancia en ese instituto para sumarse al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Durante las pasadas elecciones mexiquenses, Higinio Martínez se opuso a la alianza del PRD con el PAN y El Yunque (representados ambos por el fantasma de Luis Felipe Bravo Mena), tal como demandaban los camachuchos de Nueva Izquierda y la corriente Alternativa Democrática Nacional. Su incorporación a Morena se da al mismo tiempo que en los municipios de Sabinas, Frontera, Monclova y General Zepeda, del estado de Coahuila, otros perredistas abandonan el partido que fundó Cuauhtémoc Cárdenas en 1989, para integrarse al movimiento que dirige Andrés Manuel López Obrador.

Marcelo Ebrard, por su parte, declaró ayer en la tarde que ante la muerte de Francisco Blake Mora las encuestas para definir al candidato presidencial del PRD “pasan a segundo plano”. ¿Diría lo mismo si él hubiese resultado ganador de ese atípico ejercicio, que fue forzado por la quiebra moral del PRD? ¿O quiso Ebrard decir que la inminente designación de López Obrador como abanderado de Morena no tiene la menor importancia frente a la fatal caída del secretario de Gobernación?


El pasado martes, la Suprema Corte desechó el último recurso que podía presentar el empresario Jorge Talavera para echar abajo la clausura de la gasolinera que construyó ilegalmente en Insurgentes Sur, junto al restaurante Enrique, del que también es dueño. Tras la publicación de la sentencia, emitida por la ministra Margarita Luna Ramos, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal dispone de un plazo de 15 días –del que ya pasaron cuatro– para notificar a la oficina de Ebrard que debe obligar a Talavera a demoler ese fallido negocio.

Éste –hay que recordarlo– fue equipado por Pemex con dinero del magnate, luego de que el ex delegado de Tlalpan, Guillermo Sánchez Torres, hoy diputado federal, y su sucesor, Higinio Chávez, le otorgaran permisos, violando flagrantemente las leyes. Por lo tanto, los vecinos que lucharon con tenacidad en contra de Talavera, ahora exigen que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal entable juicio político a Chávez, para que sea procesado penalmente.

Los vecinos tampoco olvidan que cuando ganaron en primera instancia las demandas contra Talavera, fue Higinio Chávez quien los contrademandó, para tratar de salvar los intereses del empresario. De delincuentes como ése está empedrado el camino que conduce a la tumba del PRD.

Cenas románticas y censura

Como director del Museo Nacional (Munal), Miguel Fernández Félix no sólo organiza “cenas románticas”, alquilando a particulares un edificio que pertenece a todos los mexicanos y resguarda el acervo pictórico y escultórico de nuestros clásicos. También ejerce la censura. Así lo hizo la noche del pasado miércoles, al descolgar una caricatura de El Fisgón, que formaba parte de la muestra “Los sueños de una nación, un año después del bicentenario”, inaugurada antenoche.

La imagen, prohibida por el promotor de la gastronomía y el erotismo clandestinos al abrigo del antiguo Palacio de Comunicaciones que León de la Barra inauguró en 1911, recrea la imagen de Felipe Calderón, apaleando una piñata. Sin embargo, los asistentes a la expo podrán disfrutar de otras representaciones, no menos cáusticas, del titular del Ejecutivo federal, como la vitrina que contiene una botella en precario equilibrio. Tanto la museografía como la curaduría estuvieron a cargo de El Taller de Alejandro García Aguinaco, que con Cine y Revolución, acaba de ganar el premio del Conaculta a la mejor exposición del bicentenario.

jamastu@gmail.com - http://twitter.com/@emiajseliva

*Tomado de La Jornada.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home