progressif

lunes, septiembre 28, 2009

Ya tiene su propio ejército...*













Tomados de La Jornada, Hernández, Helguera y Rocha y El Universal, Helioflores y Naranjo.


CARLOS ACOSTA Y JORGE CARRASCO ARAIZAGA

Si bien condicionó los programas sociales a la aprobación del impuesto de 2% generalizado al consumo, el presidente Felipe Calderón no escatimó recursos a la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular, Genaro García Luna, concentra cada vez más dinero, hombres y poder. Un análisis del proyecto de presupuesto para 2010 revela que la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad permanecen como pilares de la actual administración y que no variará la estrategia basada en el despliegue policiaco y militar.
En su proyecto de presupuesto para 2010 Felipe Calderón va por más efectivos para su “guerra” contra el narcotráfico: pretende incorporar a 12 mil 347 hombres en las corporaciones de seguridad e inteligencia, cifra que supera al recorte de personal que prevé con la desaparición de tres secretarías de Estado.

Más de la mitad de esos refuerzos son para su más estrecho colaborador, el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, a quien en tres años Calderón ha convertido en el hombre fuerte del gabinete de seguridad y a quien ya dotó de más de 40 mil efectivos.
Los 10 mil despidos que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, adelantó el lunes 14 por la anunciada desaparición de las secretarías de Turismo, Reforma Agraria y Función Pública, le serán útiles a Calderón para su discurso de austeridad.

Pero en realidad su proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2010 prevé la creación de más plazas. Sólo que éstas serán para las áreas que han marcado a su administración: la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

De las 12 mil 347 nuevas plazas, más de la mitad –6 mil 804– serán para García Luna, quien las deberá distribuir entre la Policía Federal (PF) y el Servicio de Protección Federal, un nuevo órgano policial creado por Calderón en diciembre de 2008.

Concebido como órgano desconcentrado de la SSP, y con autonomía técnica y operativa, el Servicio de Protección Federal se dedicará a vender vigilancia a las instalaciones de los tres poderes del Estado, pero al mismo tiempo hará funciones de inteligencia y seguridad en todo el país.

Este nuevo cuerpo policial, cuyo titular tendrá el cargo de comisionado y será designado por Calderón a propuesta de García Luna, es el principal beneficiado en el proyecto de presupuesto, pues se le autorizan 4 mil 932 elementos.

Con excepción de los operativos en estados o municipios, el Servicio de Protección Federal podrá cobrar por los servicios de custodia, vigilancia y seguridad que proporcione a dependencias, entidades administrativas federales, órganos de carácter federal de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como a los organismos autónomos, según se establece en su decreto de creación firmado por Calderón el 9 de diciembre de 2008.
Además, en caso de que se apruebe la propuesta, García Luna podrá disponer de mil 872 nuevos efectivos para la PF. Con los 38 mil 340 policías que tiene ahora, está previsto que la SSP llegue el próximo año a 45 mil 344 elementos, igualando el número de efectivos que la Sedena recambia cada mes para los operativos contra el narcotráfico.

Armados y consentidos

“Será un presupuesto para la coerción”, ya que implica recortes en diversos rubros para asignarle más recursos al Ejército y las policías, aseguran Alfonso Suárez del Real y Victoria Livia Unzueta, exdiputado federal y exasesora de la comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, encargados en el PRD de analizar la propuesta presupuestaria de Calderón en materia de seguridad.

Según lo previsto por Calderón, después de la SSP, la Sedena es la segunda dependencia más beneficiada, al autorizarle 3 mil 658 plazas. Le siguen la Semar, con mil 332 nuevos elementos, y el Cisen con 553.

El presupuesto total de esas dependencias para el próximo año sólo se incrementa en 377 millones de dólares respecto de los 85 mil 60 millones de este año. Eso significa que la contratación de los nuevos efectivos se hará a costa de fuertes recortes administrativos.
Por eso, ese proyecto de presupuesto es la máxima expresión de la cercanía que mantiene con Felipe Calderón el secretario Genaro García Luna, quien en su comparecencia del jueves pasado en la Cámara de Diputados fue severamente cuestionado por el PRI y el PRD.

Si bien de esas dependencias la Sedena es la que cuenta con los mayores recursos –42 mil 531 millones de pesos–, la SSP es la que más se ha fortalecido política y financieramente durante el actual sexenio, ya que está muy por encima de la Procuraduría General de la República (con 12 mil 91 millones) y de la Semar (15 mil 888 millones).

En 2007, la SSP tuvo un presupuesto de 19 mil 712 millones de pesos. Pero en vista de que el narcotráfico y en general la delincuencia organizada hicieron ver pequeños los operativos anticrimen, en 2008 el presupuesto de la dependencia registró un espectacular brinco a 30 mil 956 millones de pesos, un aumento de 11 mil 244 millones, es decir, 57% más.
Para este año, desatada la crisis internacional que empezó a mermar las principales fuentes de ingresos públicos, se le aprobaron a la SSP 31 mil 918 millones de pesos, un aumento de mil 961 millones de pesos (6.3%).

En 2010, como todas las dependencias, la SSP acusará recibo del colapso de los ingresos públicos y del derrumbe de la economía nacional: su presupuesto será menor en 3.4% respecto del que recibió en 2009, para quedar en 31 mil 803 millones de pesos.
Sin embargo, aun cuando el próximo año su dependencia sufrirá un recorte de mil 114 millones 100 mil pesos, García Luna podrá disponer no sólo de 6 mil 804 plazas más, sino también de importantes recursos en áreas clave para su desempeño y que confirman las prioridades de Calderón.

En particular, el mayor beneficio dentro de la SSP ha sido para la Policía Federal, la principal apuesta de García Luna. Antes conocida como Policía Federal Preventiva, la PF seguirá ocupando el primer lugar del gasto en esa secretaría, pues se prevé destinarle el próximo año 15 mil 985 millones de pesos (50.3% de lo asignado a la dependencia), que constituyen un aumento de 737 millones (4.8%) respecto de 2009.

Esos recursos servirán para sufragar mil 872 nuevas plazas que, sumadas a las ya existentes, en 2010 ascenderían a 40 mil 212 plazas en la PF. Es decir, la PF ocupará casi 72% de los 56 mil 53 puestos totales de la SSP, sin contar con los 4 mil 932 efectivos del Servicio de Protección Federal.

Sumado el presupuesto de la PF con los mil 479 millones de pesos previstos para el nuevo cuerpo policial –cuyo reglamento interno se publicó el martes 1–, se llega a 17 mil 464 millones de pesos; lo cual quiere decir que 55% del presupuesto total de la SSP será para sus órganos operativos, es decir, para la movilización de efectivos.

Con el trato preferencial de Calderón, la SSP es la dependencia que más cuesta por cada plaza. Según el análisis de Suárez del Real y Unzueta, considerando los 45 mil 344 elementos de la PF, el costo por cada uno será de 386 mil 849 pesos. En el caso de la Sedena, tomando en cuenta a todo su personal, el mismo costo es de 205 mil 603, y en la Semar –con 57 mil 656 plazas– es de 275 mil 548 pesos.

En el caso de la Sedena, aunque el número de sus plazas se ha incrementado en menor proporción, para el próximo año se espera que siga creciendo: de las 203 mil 203 de este año, según lo previsto por Calderón pasará a 206 mil 861.

El proyecto de presupuesto considera un aumento de 9.75% para la operación del Ejército, aunque para la Fuerza Aérea se propone una disminución de 3%. De las 12 regiones militares, la que tendrá el mayor incremento es la XII, que abarca Querétaro, Guanajuato y Michoacán, estado natal de Calderón y asiento de La Familia. Esa región tendrá 28.13% más de recursos.

Le sigue la VIII Región Militar, que comprende el sur de Veracruz y el estado de Oaxaca. Ahí el aumento será de 13.90%. Casi en la misma proporción (13.82%) será para la IX Región, en Guerrero.

El discurso oficial sobre la equidad de género en las Fuerzas Armadas Mexicanas se traducirá, en el caso del Ejército, en 200 millones de pesos para el programa de capacitación y sensibilización para efectivos en el tema. Una cantidad similar, 221 millones, se destinará al programa de becas para los hijos de militares en activo que cursen el bachillerato o la universidad, con lo que Calderón busca granjearse el apoyo castrense.
En cambio, se le destinan menos recursos (36 millones 525 mil pesos) al programa de derechos humanos, pese a que en ese rubro está uno de los puntos más vulnerables de la campaña antinarco de Calderón, toda vez que el número de quejas contra el Ejército se ha sextuplicado en este sexenio.

La Marina tampoco se queda atrás en el reforzamiento de su capacidad operativa, pues en el proyecto de presupuesto es una de las pocas instancias de gobierno que recibe un aumento, además de que tendrá el más sustancial: de 16.82%. Es decir, de los 7 mil 800 millones de pesos de este año, subirá a 9 mil 107 millones, lo que le permitirá pasar de 56 mil 324 plazas de este año a 57 mil 656 en 2010.

Otra expresión del fortalecimiento de las capacidades operativas del gobierno de Calderón en materia de seguridad y justicia es el aumento de 17.38% en el presupuesto de la Policía Federal Ministerial (antes Agencia Federal de Investigación) de la PGR, que pasará de mil 506 millones de pesos a mil 769 millones.

En el caso del Cisen hay una disminución de 6.37%, pues de los 2 mil 380 millones de pesos de este año se le reducirán 151 millones. Sin embargo, el impacto será menor si se considera que este año tuvo un aumento de 92% respecto de 2008. Incluso, para 2010 se considera otorgarle 533 nuevas plazas, con las que llegaría a 3 mil 360.

Policía blindada... ante la crisis

En la SSP, la recomposición del gasto servirá también para aumentarles el sueldo a sus empleados y, sobre todo, a los funcionarios, aunque sea una “pizcachita” de casi 10%. Pero, en pesos, ese porcentaje significará algo totalmente distinto para cada nivel de mando. Según el sapo será la pedrada.

Por ejemplo, para el titular de la Policía Federal, que ahora recibe un sueldo de 3 millones 47 mil 603 pesos al año con todo y prestaciones, el aumento será de casi 293 mil pesos, con lo que el año próximo ganará 3 millones 340 mil 260. Al mes: 278 mil 355 pesos.
El sueldo del comisario general de la PF será, inclusive, mayor que el del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, en 66 mil 667 pesos al año, y mayor también que el de Calderón, en 15 mil 441 pesos anuales.

Pero para los policías de más bajo rango, que ahora ganan 165 mil 289 pesos al año, el aumento será de poquito menos de 20 mil pesos, con lo que percibirán 185 mil 15 pesos. Al mes: 15 mil 418 pesos, ya con todas las prestaciones.

En el segundo lugar dentro del presupuesto total de la SSP seguirá estando el área de Prevención y Readaptación Social, aunque con una reducción presupuestal de 6.2%, pues pasará de 6 mil 781 millones de este año a 6 mil 359 millones en 2010, lo que implica una baja de 423 millones.

El gasto propuesto para Prevención y Readaptación Social ocupa 20% del presupuesto de la SSP. Se propone otorgarle al área 722 plazas nuevas, con las que tendría un total de 6 mil 920.

Le sigue el cuestionado Sistema Nacional de Seguridad Pública –que para poco ha servido, pues en lo que va de la actual administración panista han ocurrido 14 mil muertes relacionadas con la delincuencia organizada– con un presupuesto de 4 mil 960 millones, apenas superior en 1% al de este año, y que constituye 15.6% del presupuesto total de la secretaría.

Donde sí habrá un tijeretazo implacable, dentro de la SPP, es en el área administrativa, sobre todo en el sector central. La Oficialía Mayor y sus direcciones generales, salvo la de Programación, Organización y Presupuesto, serán las más afectadas.

En general, la Oficialía Mayor sufre de un recorte de 62%, pues de un presupuesto aprobado para 2009 de 4 mil 140 millones de pesos, pasará en 2010 a mil 571 millones, es decir, 2 mil 569 millones de pesos menos. Este año el presupuesto de la Oficialía Mayor significó 12.6% del presupuesto total de la SSP, mientras que para 2010 representará apenas 4.9%.

A casi todas las áreas de la Oficialía les irá como en feria: la Dirección General de Obras Públicas y Servicios tendrá un presupuesto menor en 84.6%, pues pasa de 403.6 millones a 62 millones; la de Recursos Materiales y Servicios perderá casi 80%, al pasar de 547.5 millones a 111.4 millones; la de Sistemas Administrativos tendrá un presupuesto 64.1% más bajo, ya que pasa de 223 millones a 80.1 millones.

La dirección general de Recursos Humanos, con todo y que sigue teniendo el presupuesto más alto de la Oficialía Mayor, perderá 57.3%, pues de 2 mil 865 millones bajará a mil 222 millones 280 mil pesos; es decir, mil 643 millones menos.

Sólo la Dirección General de Programación, Organización y Presupuesto tendrá un presupuesto mayor, pero apenas en 1.3%: de 39.9 millones de pesos ascenderá a 40.3 millones.

El gobierno federal no se animó a meter en serio la tijera en Comunicación Social de la SSP, dedicada a la propaganda de sus supuestos éxitos en la “guerra” contra el narcotráfico. La dirección general respectiva tendrá un presupuesto de 85 millones 893 mil 500 pesos, una disminución de sólo 1 millón 314 mil pesos, 1.5%, respecto de este año.

A cambio de todos esos recortes, el presupuesto de la SSP se verá compensado en parte con un importante aumento en la Coordinación General de la Plataforma México, el sistema de telecomunicaciones e información que integra todas las bases de datos de seguridad pública y que enlaza a todas las instancias policiales y de procuración de justicia de todo el país, de todos los niveles de gobierno.

Según la SSP, la Plataforma México cuenta con más de 300 millones de registros, incluidas estadísticas, mapas delictivos, fichas criminales y toda una gama de productos de inteligencia policial. El presupuesto previsto para este organismo es de 605 millones 670 mil 500 pesos, casi 300 millones más, lo que implica un aumento de 98.1% respecto del aprobado para este año.

Al analizar esas cifras, Suárez del Real y Unzueta llegaron a la conclusión de que el proyecto presupuestal de Calderón pretende “fortalecer un Estado policial en México, bajo el falaz argumento de una guerra contra el narcotráfico”.

*Tomado de la revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home