progressif

miércoles, agosto 26, 2009

Ley de medios, el nuevo desafío*














Tomados de La Jornada, Hernández, Helguera, El Fisgón y Rocha y El Universal, Helioflores.


JENARO VILLAMIL

MÉXICO, DF, 25 de agosto (apro).- Cuando uno observa la reciente fortuna de Ricardo Salinas Pliego, el principal accionista de TV Azteca, que ha acumulado 10 mil millones de dólares en medio de la peor crisis económica, y analiza las recientes concesiones y permisos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes –en favor de los consorcios más fuertes--, vuelve a plantearse la necesidad urgente de una reforma legal al régimen de concentración y discrecionalidad de los medios de comunicación.

Este será el desafío de la LXI Legislatura que iniciará este 1 de septiembre. Con ella suman ya cinco Legislaturas al hilo que plantearon desde 1997 una "reforma integral" al régimen legal de los medios de comunicación electrónica.

Paradójicamente, hace doce años el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió la mayoría en la Cámara de Diputados ante el bloque opositor y ahora, entre 2009-2012, será la bancada de 237 legisladores priistas la fracción parlamentaria que tendrá la clave para bloquear o avanzar en esta Legislatura.

Figuras importantes que protagonizaron la batalla por la reforma frustrada en 1997-2000 coincidirán en la nueva integración de la Cámara de Diputados. Son los casos de Porfirio Muñoz Ledo, ahora coordinador de la bancada del Partido del Trabajo (PT), y Javier Corral, legislador panista que encabeza desde hace doce años una batalla constante por la reforma y que incluso organizó la resistencia y la disputa jurídica en contra de la contrarreforma de la Ley Televisa.

En contraste, la LXI Legislatura tendrá cuatro características importantes que definirán el futuro de una reforma integral a los medios y a las redes de telecomunicación:

1. En ninguna Legislatura como en esta se ha configurado de una manera tan clara una 'telebancada', integrada por al menos ocho diputados que llegaron por la vía del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del PRI y que configuran un bloque de especialistas vinculados a la industria televisiva.

Son los casos de Miguel Orozco Gómez, hermano del senador Javier Orozco, exdirector jurídico de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT); Lorena Corona Valdez, que al igual que Verónica Tomás, Mónica García de la Fuente y Carlos Ezeta, ha trabajado de cerca con Javier Tejado Dondé, director jurídico de Televisa, primer vicepresidente de la CIRT y artífice y defensor de la Ley Televisa.

Además, están Rodrigo Perezalonso, representante de Televisa ante el Consejo de Autorregulación de la CIRT, Ninfa Salinas Sada, hija de Ricardo Salinas Pliego, accionista mayoritario de TV Azteca, y la conductora Adriana Sarur, también colaboradora del Canal 40, propiedad de facto de Salinas Pliego.

Entre estos personajes se especula que recaerá la presidencia de las comisiones de Telecomunicaciones o de Radio y Televisión. Su objetivo es muy claro: frenar cualquier reforma que afecte el avance de las compañías dominantes en el mercado de triple play.

2. De los 237 diputados federales del PRI, por lo menos cien legisladores tienen algún grado de compromiso al recibir apoyos financieros y logísticos durante su campaña del telecandidato más aventajado de la sucesión del 2012: el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

A los 38 diputados que llegarán de tierras mexiquenses y que serán coordinados por Emilio Chuayffet –exgobernador y excoordinador del PRI cuando se aprobó en diciembre de 2005 la Ley Televisa en San Lázaro--, hay que sumarle los diputados priistas de Hidalgo, Yucatán, Quintana Roo, Morelos, Chiapas, San Luis Potosí, Jalisco, Tamaulipas, Durango y Chihuahua. En todas ellas, la Fuerza Electoral Mexiquense, dependiente del erario de Toluca, operó como una estructura paralela para asegurarse los apoyos del peñismo y, de paso, el modelo de compra-venta de spots y de infomerciales en los medios electrónicos.

Es muy probable que la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, clave para la definición de reformas al régimen de medios, sea presidida por Emilio Chuayffet.

En contraste, no existe en la bancada del PRI una figura que haya sobrevivido al veto de las televisoras. En esta Legislatura, figuras como Manuel Bartlett o Dulce María Sauri, que protagonizaron el 31 de marzo de 2006 la oposición desde el tricolor a la Ley Televisa, no lograron el apoyo ni de la dirigencia ni de los gobernadores del PRI para llegar a la Cámara de Diputados.

3. En tercer término, ninguno de los dos coordinadores de los dos principales partidos –PRI y PAN-- se han caracterizado por su interés en una nueva legislación de medios electrónicos.

Francisco Rojas, coordinador de la mayoría priista, se concentrará en los temas presupuestarios, fiscales, energéticos (su especialidad) y todo lo relacionado con la crisis económica.

Por su parte, Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los panistas y exsecretaria de Desarrollo Social y de Educación Pública, no tiene antecedente alguno que hable de un compromiso a favor de la ley de medios.

El PAN planteó en su plataforma electoral 2009-2012 su compromiso a favor de la "democratización y una mayor competencia en las telecomunicaciones y en la radiodifusión".

Además se comprometió a "un combate frontal a los monopolios" y a impulsar el derecho de réplica. Sin embargo, el gobierno federal panista de Felipe Calderón se ha caracterizado por todo lo contrario: continúa favoreciendo al duopolio televisivo y ha frenado iniciativas que los propios panistas han empujado desde el Senado, como son los casos de Ricardo García Cervantes y Santiago Creel.

El único partido que se ha comprometido explícitamente en impulsar una nueva ley de medios, así como crear un Consejo de Radio y Televisión independiente es el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Su dirigente nacional, Jesús Ortega, sostuvo que su bancada impulsará una reforma "para garantizar la imparcialidad en los medios".

Y su próximo coordinador, Alejandro Encinas, exjefe de Gobierno capitalino, ha hecho pronunciamientos en ese sentido. En el Senado, el legislador perredista Carlos Sotelo, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, ya se adelantó presentando una reforma legal que es incómoda para los concesionarios.

Sin embargo, la alianza entre legisladores del PRD y un grupo de diputados del PAN y algunos priistas no garantiza una corriente mayoritaria a favor de una ley de medios. A menos que desde el Senado se forme una correlación de fuerzas a favor de la reforma. En la Cámara alta, donde se discutió una ambiciosa reforma del Estado, quedó pendiente justamente este tema.

4. Nuevas figuras importantes se integrarán a la Cámara de Diputados y podrán jugar un papel esencial para impulsar una nueva ley de medios. Son los casos del exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juventino Castro; el exsecretario de Seguridad Pública federal, Alejandro Gertz Manero, y el exconsejero del IFE, Jaime Cárdenas. Ellos podrían ser figuras con un prestigio personal propio que será importante en la discusión sobre una ley que modifique el monopolio del spot y del rating.

Comentarios: jenarovi@yahoo.com.mx

*Tomado de la revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home