progressif

martes, octubre 18, 2011

Carta de mujeres a Granados Chapa*





Tomados de La Jornada, Hernández y El Fisgón y El Universal, Helioflores y Naranjo.


MÉXICO,D.F. (Proceso).- Querido y admirado maestro Miguel Ángel:
Tu presencia aquí, en este nuestro México tan complejo como rico, es muy apreciada y valiosa. Tú ya lo sabes, pero consideramos oportuno recordártelo.
Con tu palabra y reflexión aportas visiones que abren caminos a nuevas maneras de asumir los retos que enfrenta la sociedad mexicana, en tiempos difíciles que claman por más ciudadanía consciente, como la que tú ejerces desde tu periodismo crítico y propositivo.
Para quienes trabajamos con la pretensión de construir una sociedad más justa, equitativa e incluyente, en un marco de convivencia pacífica y de respeto irrestricto a los derechos humanos, tu trabajo periodístico y sensibilidad social constituyen factores con un valor insoslayable, que enriquecen la vida ciudadana y favorecen la posibilidad de ese país que tanto soñamos y anhelamos.
Como mujeres que cuestionamos las costumbres sociales e institucionales que pertenecen a pasados rancios y construimos desde abajo realidades ciudadanas más justas, estamos conmovidas por el anuncio de tu retiro del trabajo periodístico que has estado ejerciendo a través de tu columna Plaza Pública desde hace ya algunos años.
Tu trayectoria, congruencia y excelencia profesional han sido, son y serán un modelo a seguir para muchas generaciones de estudiantes de periodismo y comunicación.
Tu huella ha quedado indeleble en tu caminar por Excélsior, Proceso, Canal Once, Radio Educación, La Jornada, Mira, Reforma, Radio UNAM y muchos otros espacios desde los cuales has dado siempre lo mejor de ti, con una ejemplar actitud hacia la precisión informativa y la sintaxis, fundamental para erigirse en un grande de la comunicación, como tú has sabido serlo.
La vida institucional de México necesita críticos visionarios que funcionen como catalizadores efectivos de quienes utilizan el poder político como propiedad privada. Tú has sido un ejemplo vivo de una vida profesional impecable y una particular sensibilidad hacia los problemas fundamentales del país.
Muchas de nosotras hemos crecido leyéndote, escuchándote, reflexionándote y sintiéndote. Nuestras visiones de México han sido enriquecidas con tus acercamientos y análisis con perspectiva distinta, realista y soñadora a la vez, pero siempre propositiva.
Tu anuncio en Reforma –“esta es la última vez que nos encontramos…”– nos ha caído como una cubeta de agua fría. Te hemos seguido cada día, y tu palabra ha sido durante muchos años el desayuno que ha nutrido nuestros ánimos por construir un México distinto, más generoso, justo, equitativo y con mayores oportunidades para todas las personas.
Con aprecio y admiración.
Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia, A. C.
Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México Foro de Mujeres y Políticas de Población

Esta carta se publica en la edición 1824 de la revista Proceso que empezó a circular el pasado sábado 15 de octubre.

*Tomado de la revista Proceso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home